Comienzan los trabajos de conservación de la laguna "La Gallega"

Los voluntarios han realizado una primera actuación que han supuesto labores de limpieza de la canaleta de las aguas que conducen a la laguna, la retirada un gran número de plantas invasoras y la recogida de cinco ejemplares de gallipatos
OCádizDigital
21/12/2014
Cádiz
0|LT-a_wYtp1c

            El Ayuntamiento y el grupo de voluntariado GEA han comenzado  las actuaciones de conservación de la laguna La Gallega enmarcado en el convenio de colaboración que suscribieron esta misma semana para este fin. En esta primera jornada de trabajos se han realizado labores de adecentamiento del entorno, limpieza de la canaleta que recoge las aguas que conducen a la laguna y se han retirado un gran número de plantas invasoras que afectaban a la vida de La Gallega. En el transcurso de los trabajos los voluntarios han encontrado cinco ejemplares de gallipatos. La siguiente intervención será, aproximadamente, dentro de un mes.

            Las concejalas de Medio Ambiente y Parques y Jardines, Paloma Bordóns y Dolores Palomino, respectivamente, estuvieron con los voluntarios en la primera jornada de los trabajos de conservación, en los que Grupo Gea también cuenta con el apoyo de la Policía Local.

            El convenio suscrito en el que se ampara la actuaciones comenzadas tiene como objetivo mejorar el estado de conservación y la biodiversidad de esta laguna que tiene una extensión de alrededor de una hectárea y media y cuenta con una flora importante en la que habitan especies protegidas tanto por la legislación ambiental española como la europea.

            Este documento –explica la Teniente de alcaldesa de Medio Ambiente, Paloma Bordóns- es una “apuesta municipal por la sostenibilidad del ecosistema natural y permitirá disfrutar de este espacio, La Gallega, en el término municipal de Cádiz, que es hábitat de especies protegidas”.

            Las acciones a realizar procurarán la recuperación, conservación y puesta en valor de la charca y también servirán, entre otras cosas, para la formación de los propios voluntarios a través de la identificación de las especies que viven allí y la aplicación de técnicas de restauración ambiental. Los voluntarios del grupo GEA llevarán a cabo la limpieza de la charca, retirarán las plantas invasoras y realizarán las acciones necesarias para su correcta conservación mientras que el área Municipal de Medio Ambiente ha diseñado un programa educativo dirigido a los centros integrantes de la Red de Aulas Ambientales para que los pequeños conozcan la importancia de este humedal.

            Como herramienta de mejora continua se realizará una memoria anual que contemple una descripción de todas las actividades ejecutadas a lo largo del año, con sugerencias para seguir mejorando la conservación de esta charca.


publicidad