Deberes heredados de la Junta de Andalucía para el nuevo Gobierno

La capital gaditana acumula compromisos a medio hacer, competencia del Ejecutivo autonómico, que a partir de ahora tendrá que afrontar el nuevo tandem del PP y Ciudadanos
Almudena de la Montaña
11/01/2019
Cádiz

La noticia de la paralización de la licitación de las obras del Teatro Romano se convierte en una nueva obligación a la que el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía tendrá que hacer frente en Cádiz.

Un compromiso, el del coliseo gaditano, que como muchos otros han cumplido varias primaveras en los cajones del Ejecutivo autonómico, bien por desencuentros con el anterior Equipo de Gobierno de la ciudad, bien por el látigo de la crisis económica, como ya sucediera con el tan esperado y prometido nuevo hospital.

Ahora, el nuevo binomio del Partido Popular y Ciudadanos, en el que ya suenan algunos nombres gaditanos para sus filas tendrá que, al menos, responder ante los proyectos de la Junta en la capital.

Entre ellos, la Residencia de Tiempo Libre, otra gran promesa de larga duración, que tras más de 10 años de espera, debería estar a punto de ser derribado tras alcanzar el trámite de modificación del Plan General de Ordenación Urbana. Incluso debería haberse realizado ya el pliego para la adjudicación del hotel que iría en este espacio ubicado.

También en desuso y varias veces reprometidos son los antiguos depósitos de tabacos. Junta y Ayuntamiento en esta legislatura consiguieron al fin promover la puesta en marcha de la, también muy demandada, Ciudad de la Justicia en Tabacalera. Pero desde hace algunos meses, la burocracia entre administraciones ha ralentizado un proceso, que ya se anunció desde el Partido Popular no se veía con buenos ojos.

Cerca de los antiguos depósitos quedan también los antiguos terrenos de CASA que iban a albergar el nuevo Hospital, otro de los grandes compromisos de la Junta de Andalucía, del que se llegó a firmar en 2008 el convenio entre las administraciones competentes para iniciar su construcción. Con una crisis económica, y algunos desacuerdos, el proyecto quedó para siempre paralizado.

Solares también en Puntales, Loreto y el chalet de San Luis que quedan en el debe que tiene que recoger el Ejecutivo autonómico; así como la finalización del carril bici, que en estos momentos parece vivir un descanso forzoso.


publicidad