Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Doctor Pirata, un nazi en Chipiona

Fue médico en campos de concentración alemanes como Dachau, Mauthausen, Auschwitz y españoles como Miranda del Ebro e incluso se le atribuyen gasificaciones masivas en trenes
OCádizDigital
7/06/2019
Cádiz

Si el pueblo judío tuvo su éxodo, la Alemania nazi sufrió su particular éxodo una vez terminada la II Guerra Mundial. Fueron muchos los nazis que buscaron el amparo y la discreción de las dictaduras autoritarias que sobrevivieron tras el ocaso nacionalsocialista. La Portugal de Salazar, la Argentina de Perón o la España de Franco dieron cobijo a los criminales integrándolos en su sociedad con un lavado de cara y la raya en medio.

Así, a través de pasaportes con el sello del Vaticano, Cruz Roja o la dictadura del general Franco podían dar el salto a Sudamérica o el paraíso soñado a través de esas rutas de escape.

Los alemanes eran los números uno en diversos ámbitos científicos como la medicina, ciencia y diversos campos militares, por lo que potencias como EEUU, mediante la operación 'Paperclip', introdujeron hasta 10.000 alemanes en su país, de los cuales 2.000 terminaron trabajando para el gobierno y siendo decisivos en la carrera espacial contra los soviéticos. La lucha proseguía.

En nuestra provincia recalaron algunos de estos criminales, no tan brillantes como los científicos, pero que terminaron trabajando en sectores en contacto directo con la población.

Es el caso del vasco Luis Gurruchaga, que llegó destinado a Chipiona como director del sanatorio marítimo en 1945. En seguida se hace con la simpatía del pueblo por su carácter afable y entregado a sus vecinos. Su pasado solo se lo reveló a algunos íntimos. Fue médico en campos de concentración alemanes como Dachau, Mauthausen, Auschwitz y españoles como Miranda del Ebro e incluso se le atribuyen gasificaciones masivas en trenes. En Chipiona también llevó una doble vida con el contrabando de tabaco, máquinas de radio, penicilina… hasta el punto de asaltar embarcaciones para su saqueo, por lo que se ganó el apodo de 'Doctor Pirata'. Dio el salto a Argentina y volvió a España, casándose con una española y poniendo una consulta en el madrileño barrio de Salamanca hasta su muerte en 1971 en Madrid.

El imaginario colectivo de los chipioneros y el relato que él construyó sobre su vida es lo que nos queda, hasta el próximo trabajo de investigación de Wayne Jamison, autor de “Esvásticas en el Sur” e investigador de todo el trasiego de estos personajes en su estancia en España. Un adelanto sobre ello lo tendremos en el próximo programa de Zona Historia sobre la II Guerra Mundial en Cádiz que se emitirá este domingo 9 de junio en Onda Cádiz TV.


publicidad