Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

El farolero gaditano que se hundió en 1804 con el fabuloso tesoro del Nuestra Señora de las Mercedes

Juan Bautista Clavel, natural del Cádiz, era el encargado de los faroles de una fragata que valía su naufragio en oro
Manolo Sánchez
7/10/2016
Cádiz

Hoy hablaremos de un farolero. Un farolero de Cádiz que no ha pasado a la historia, pero que hoy recogemos aquí porque los sucesos que le acompañaron en su vida lo pusieron en la picota de lo que años después sería un tema candente. Y aquí nos referimos al Odyssey, y a su litigio con el Estado español por la propiedad de la fragata “Nuestra Señora de las Mercedes”.

Un farolero, dicho sea de paso, era una figura importante dentro de la configuración de la tripulación en cualquier navío que se preciase antes de la Revolución Industrial.

De cualquier manera, la historia cuenta que Nuestra Señora de las Mercedes venía acompañada de otras tres fragatas procedentes de Montevideo y cargada de caudales, paños de vicuña, canela, quina…. materiales muy caros.

Hablamos de 1804. España no le había declarado la guerra a Inglaterra. Pero un día antes de llegar a Cádiz, en el cabo de Santa María en Portugal, son abordados por los británicos y una bala roja (una bala incandescente) procedente de los ingleses impacta en el pañol de las municiones y estalla. De hecho, don Diego de Alvear, un brigadier que venía en otro buque distinto vio como estallaba el barco en el que navegaban su mujer y sus ocho hijos.

Pero volvamos al farolero. Porque el farolero del Nuestra Señora de las Mercedes era de Cádiz. Era de Cádiz, que se le va a hacer. Nacido el 12 de Septiembre de 1780 en nuestra ciudad y era oficial mayor de farolería, un puesto muy importante. Eran los encargados de manejar el fuego en unos barcos construidos completamente de madera. Las ordenanzas establecían la actividad de los faroles de leña, de combate y de mano. También se encargaban del abastecimiento de los faroles para las vidrieras (la cámara del oficial) y la de los suboficiales, y de los faroles de posicionamiento en un mundo sin GPS, además del abastecimiento de los mismos.

Así, a doscientos años de aquél día fatídico en el que Nuestra Señora de las Mercedes se hundió para sumergir un problema hasta hace poco no se resolvería, vaya nuestro homenaje para un marinero gaditano, Juan Bautista Clavel, encargado de los faroles de una fragata que valía su naufragio en oro.

publicidad

ocadizdigital.es
Twitter Facebook Youtube Google+