Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

El gaditano fundador de la Benemérita

Aunque es el Duque de Ahumada quien recibió todos los honores por la fundación de la Guardia Civil, González Bravo fue quién diseño un cuerpo especial que protegiese a la Reina al mas puro estilo de la Gendarmería Francesa
Manuel Sánchez
1/09/2016
Cádiz

De la multitud de estadistas, oradores, intelectuales y periodistas que ha dado la ciudad de Cádiz, uno de los menos conocidos fue Luis González Bravo (Cádiz 8-7-1811/ Biarritz 1-9-1871). Caballero de la Orden del Toisón de Oro, tres veces diputado, dos veces ministro de la Gobernación y dos veces embajador (en Lisboa y Londres), también fue dos veces Presidente del Gobierno.

Desarrollo principalmente su actividad de la mano de Isabel II, siendo su primer presidente, y a la vez también el último. Acompañó a la reina en sus últimos días como tal, antes de que la revolución antimonárquica que se cernía contra ella la destronase en 1868. Podemos decir que fue la salvaguarda de la Reina en todos los momentos cruciales que ésta paso a lo largo de su historia. Pero si hay algo por lo que no se le ha hecho justicia, además de por su incidencia en la historia política española, fue por ser el creador del cuerpo de la Guardia Civil en 1844. Aunque es el Duque de Ahumada quien recibió todos los honores y el reconocimiento por este hecho, González Bravo fue quién diseño un cuerpo especial que protegiese a la Reina al mas puro estilo de la Gendarmería Francesa.

Miembro del Ateneo de Madrid, orador admirable, académico de la lengua, se le recuerda por el emotivo y excelso discursote ingreso el 1 de marzo de 1863. Escribió teatro, crónicas periodísticas y sus escritos fueron de una contundencia extrema, donde dejó ver a la par su elocuencia y sus principios políticos. Otra figura para el Panteón de ilustres gaditanos.

publicidad

ocadizdigital.es
Twitter Facebook Youtube Google+