Calle Nueva
José Joaquín León

El Gordo y el trabajo

La Lotería de Navidad aporta dinero para el consumo, pero el gran premio para Cádiz es que se revitalice el sector industrial
José Joaquín León
23/12/2014
Cádiz

Este año la provincia de Cádiz ha tenido más fortuna en el sorteo de Navidad. Han tocado 80 millones de euros del Gordo en El Bosque, aunque casi la mitad de las series fueron enviadas a Ronda. Y se han vendido algunos décimos sueltos del segundo premio, despachados en terminales de El Puerto, La Línea, Los Barrios, Rota, Chipiona y Barbate. Un número premiado con el cuarto se vendió en Jédula; y otro en Chiclana, Jerez, El Puerto, Rota y Los Barrios. Asimismo el quinto llegó a una administración de Cádiz capital (en la calle Acacias) y a un centro comercial de Chiclana, donde se vendieron sendos décimos.

Significa que algunos afortunados de la provincia se han encontrado con un premio para estas Navidades. Y también se ha apreciado que el sistema mecánico con terminales dispersa la fortuna. Los premios llegan a más lugares, aunque en cantidades menores que cuando se concentran en una ciudad.

Siendo positivos, hay que decir que Cádiz ha salido mucho mejor que en años anteriores, cuando la suerte del Gordo de Navidad había sido esquiva. No es secundario que el premio toque en un lugar o en otro. Porque un chaparrón de millones no sólo cambia la vida de los premiados, sino que es una aportación inesperada al consumo, que beneficia a los comerciantes y los servicios de la ciudad afortunada. Aumenta el gasto y el dinero circula. A la larga, incluso crea empleo.

Pero sería un error confiar el futuro de un territorio al azar. Nadie lo hace, con razón. Y en estos días hemos tenido otra noticia positiva, relacionada con el trabajo en la Bahía. Me refiero al espaldarazo a los astilleros con la plataforma eólica y el clúster marítimo. Según las previsiones, se podrían crear unos mil puestos de trabajo en la industria auxiliar de la Bahía.

Se ha invertido la tendencia en el sector de la construcción naval. En los tres últimos años, se han contratado dos BAM (uno para Ferrol y otro para Cádiz), además del proyecto eólico marino con Iberdrola. En el horizonte están la próxima firma del contrato del gasero y otros proyectos que espera cerrar Navantia. Han sido muy importantes las gestiones de políticos gaditanos como Antonio Sanz y Teófila Martínez para que el Gobierno se implicara en asegurar el futuro del sector naval. Ahora la Junta y las demás administraciones también han optado por dar una imagen de unidad y consenso que sirva para ratificar el apoyo al sector naval de la Bahía. Asimismo los empresarios y los sindicatos están decididos a apostar por la tecnología y el esfuerzo como elementos imprescindibles para aumentar la competitividad.

Más allá de la suerte de los premios de la lotería, el bienestar de la Bahía depende del empleo, por encima de todo. Y para aumentar el consumo y los ingresos de los gaditanos es imprescindible contar con una industria fuerte que genere puestos de trabajo en sectores estratégicos como el aeronáutico y el naval. En esa línea están también los proyectos de nuevas empresas en los terrenos de Altadis, donde no se debe ubicar una Ciudad de la Justicia para la que ya están asignados otros terrenos.

Revitalizar la industria en Cádiz sería como un premio gordo muy repartido y para todo el año.


publicidad