Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

El juego de cañas

La visita de los Reyes Católicos a Jerez en 1477 desbordó la pasión por impresionar a los monarcas a tales extremos, que acabó en una trifulca de funestas dimensiones y dieron con algunos de los exaltados en el cadalso y otros en la cárcel
Manolo Sánchez
6/07/2018
Cádiz

Que los juegos deportivos y de competición son un clásico en la historia no es algo que vayamos a descubrir ahora. Desde la antigüedad más clásica con sus olimpiadas, al coliseo romano, hasta nuestros días, el mundo ha necesitado del juego como muestra del enfrentamiento cósmico del bien y del mal. Y los jugadores también necesitaron siempre detrás suya el aliento de las hinchadas.

Y hoy vamos a hablar de hinchadas. Y más concretamente de las hinchadas que en nuestra provincia desahogaban sus excesos de testosterona asistiendo a justas medievales. En nuestra tierra se llamaban juegos de cañas. Caballeros y caballos ataviados con un pequeño escudo y una serie de cañas se enfrentaban entre si lanzándoselas.

Como en todas las justas, los contendientes mñás de una vez defendían en la arena algo más que su honor o sus habilidades. Se pasaban rencillas, disputas, deseos o venganzas. Se afilaban las cañas y se les sacaba punta. Esto se reflejaba en la grada, donde las hinchadas correspondientes extendían la contienda. Episodios que a veces se iban de las manos.

Fue en la plaza del Arenal de Jerez en 1477. Los Reyes Católicos visitaron Jerez y los notables de la ciudad se dieron cuenta al momento que era la oportunidad que esperaban para despuntar ante el Rey, como futbolista ante ojeador que viene a seleccionarlo.

Se afilaron las cañas, se afinó la puntería… y empezó la pelea. De primeras se calmó en la arena con bastante trabajo, pero la lucha prosiguió en la grada donde las dos hinchadas pelearon hasta que tuvo que intervenir don Fernando ante la atónita mirada de la Reina Isabel de Castilla. Se consiguió poner orden y todo terminó con algunos ajusticiados y otros tantos en prisión. Nada nuevo bajo el sol.

 

Otros artículos

publicidad