Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

El plagio del afamado tango "La Bicicleta”

La pieza musical del Tío de la Tiza es idéntica a la argentina ya que el gaditano esta fechado, y recogido, en sus tiras originales bastantes años antes que el argentino (en 1897) e impresas en la Tipografía de D. Benítez
Manolo Sánchez
28/12/2018
Cádiz

En Cádiz, desde que el mundo es mundo, una vez pasada la Navidad “ya se huele a cannavá…”. La proximidad de las fechas y la querencia por la fiesta hacen posible que desde nuestra ciudad hasta Montevideo o Venecia se piense en el tiempo que queda para quemarse con Momo en la hoguera. Es la transculturación, importación y exportación cultural de una ciudad marítima a otra.

Esto ocurre como digo desde que el mundo es mundo. Ocurre desde que los tangos gaditanos del Tío de la Tiza se hicieran famosos mas allá de nuestras fronteras.

De la comparsa que hizo en 1897 Antonio Rodríguez Martínez “El Tío de la Tiza” llamada Los Abanicos hay recogidos por Javier Osuna de los que 6 tangos en los que no hay duda que su autoría es la de Antonio Rodríguez. Pero hay 12 que no concuerdan con los anteriores en rima y expresiones utilizadas, mucho mas castellanas. Es por ello que sabemos que el carnaval y sus formas estróficas se consumían, y eran de interés general en España, tanto como para plagiarse y escribir sobre la creación de Antonio Rodríguez. Incluso en Huelva hay noticias de que al año siguiente de Los Abanicos hubo una agrupación que salió a la calle con idéntico título y tipo. Hay que entender que eran los inicios de la Sociedad General de Autores y no existía una concepción de autor tan clara como hoy.

Digo esto porque no sólo en España se plagiaron las composiciones del Tío de la Tiza. De esa agrupación hubo un tango que cruzó el charco, el conocido tango de la bicicleta. Muchos autores se disputaron su paternidad, pero fue el músico y poeta bonaerense Ángel Villoldo el que se apuntó el tanto. Este tango se considera una de las piedras filosofales y madre del Tango Argentino, una de las coplas mas antiguas y puras que el tango ofreció en una fase primigenia: el proto-tango.

El universo del tango argentino sostiene como una verdad irrefutable que el tango "La Bicicleta” es una creación propia de Villoldo, que hizo en los primeros años del siglo XX (entre 1900 y 1910) y que además es la base sobre la que se asienta la concepción del tango que luego extenderá Gardel por todo el mundo. La pieza es idéntica nota por nota a la gaditana, con algunos cambios en cuanto a lugares (sustituyen Avenida de Mayo o Palermo por calle Ancha o La Alameda). Incluso el tango argentino mantiene que la bicicleta se pago en “pesetas” (moneda que no es argentina ni mucho menos).

Es idéntico al argentino y solo los separa la “casualidad” de que el tango gaditano esta fechado y recogido en sus tiras originales bastantes años antes que el argentino (en 1897) e impresas en la Tipografía de D.Benítez.

Hasta aquí la realidad. Ahora toca asumir que “esas coplas que hacen los gaditanos que están bien pero no son pa´tanto…” influyeron de tal modo en el folklore sudamericano como para ayudar a fructificar un nuevo género. Porque la música es energía. Y la energía ni se crea ni se destruye. Se transforma. Felices fiestas.

 

 

Otros artículos

publicidad