La Casa de la Camorra, 250 años de actividad cultural

La calle Arbolí será protagonista en junio de uno de los cursos de verano que organiza la Universidad de Cádiz denominado 'La manzana de Arbolí-Plaza de las Flores: un espacio para la sociabilidad gaditana'
Ana Zambrana
6/07/2017
Cádiz
0|awb5tbkEkzM

El historiador Juan Antonio Vila aún recuerda con emoción el momento en el que Juan José Martínez, conserje del Centro de Artes Escénicas Arbolí, le abrió la puerta de una pequeña dependencia que custodiaba los vestigios de un tesoro que el profesor conocía bien. La experta mirada de Vila reparó, rápidamente, en esta pared de piedra sedimentada que dejaba ver una pilastra que ascendía para mostrar el arranque de un arco de medio punto.

Es el origen de lo que fue, allá por 1761, el Coliseo de la Ópera, una formidable estructura realizada en madera de cuatro alturas con capacidad para 1.700 personas. Un edificio que albergó a los componentes de la orquesta de la Compañía de la ópera italiana.

Es en 1780 cuando los gaditanos popularizan el nombre de Casa de la Camorra. Una denominación que surge del ingenio de los vecinos que, teniendo que soportar los continuos ruidos de sus habitantes, la bautizaron con ese nombre.

Estas dependencias tienen a sus espaldas 250 años de actividad cultural permanente. A posteriori, se convirtió en casino, fue sede del Teatro de la Tía Norica, conservatorio de música,círculo modernista, peña y casa del pueblo.

Los vestigios de la historia oculta de Cádiz siguen saliendo a la luz. El descubrimiento de la Casa de la Camorra será uno de los contenidos destacados de los cursos de verano de la UCA que se impartirán la próxima semana.

Este inmueble tan desconocido para los gaditanos atesora una azarosa vida.


publicidad