Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

La cruz que sobrevivió al asalto inglés de Cádiz

Tras arrasar la fuerza anglo holandesa la ciudad los gaditanos celebraron un via crucis, improvisando una cruz con dos travesaños de madera de la iglesia y hoy expuesta en el museo catedralicio
Manolo Sánchez
14/10/2016
Cádiz
Detalle de la obra de Zurbarán "La Defensa de Cádiz contra los ingleses"

Del asalto anglo holandés, aunque se ha escrito mucho, realmente se sabe muy poco. Los ingleses se cebaron con la ciudad el tiempo que estuvieron en ella, y no dejaron rastro alguno de documentación, por lo que pocos datos quedan del Cádiz de antes de 1596.

Pasaron muchas anécdotas durante la estancia. Conocemos que pasó con la Vulnerata y con la Virgen del Pópulo, pero también sabemos del gran destrozo de la iglesia de Santa Cruz. En un principio no la tocaron. La respetaron e incluso enterraron allí a uno de los suyos porque era católico, aunque las demás tumbas las abrieron para ver si encontraban los tesoros. No encontraron nada, el religioso de la época los guardó celosamente en las criptas.

Pasó el tiempo y el día antes de irse le prendieron fuego a Cádiz, unas 300 o 400 casas, además del convento de San Francisco y la iglesia de Santa Cruz

De estilo gótico, la iglesia de Santa Cruz quedó seriamente dañada. De ella solo nos queda la capilla bautismal, con su arco ojival y bóveda de crucería.

De los destrozos de la iglesia quedaron unos restos, y lo primero que hicieron los gaditanos al irse los ingleses fue celebrar un via crucis. Cogieron dos travesaños de madera de la iglesia e improvisaron una cruz. Dicha cruz permanece aún y se puede visitar dentro del museo catedralicio, en la iglesia de la Contaduría.

publicidad