Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

''La hija del Sol''

La revisión que la historia hace de su pasado permite redescubrir y volver a poner en valor personas y patrimonios que el tiempo y la costumbre cubrió del polvo del olvido
Manuel Sánchez
30/06/2017
Cádiz

De la obra de María Gertrudis Hore (1742-1801) se han hechos numerosos estudios pero en los últimos tiempos su figura ha sufrido una revisión profunda, colocándola algunos estudios como una de las cuatro figuras femeninas más importantes de la literatura del siglo XVIII.

De padres irlandeses y católicos perseguidos en su tierra, bajan hasta Cádiz al olor del comercio y es ahí, en el Cádiz ilustrado de las tertulias del siglo XVIII, donde se cría María Gertrudis, que incluso frecuentaba la tertulia del ilustre Antonio de Ulloa. Un alma libre entregada a la cultura que también brillaba por su belleza. Incluso se acercó a un incipiente mundo del Carnaval  gaditano (entonces bailes de máscaras y algunas incipientes letrillas) asistiendo a todos los festejos que la fiesta ofrecía. Tanto era así que su esplendor en todas las facetas disponibles a su alcance hicieron que el pueblo de Cádiz la reconociera y la admirara como ''la hija del Sol''.

Numerosos poemas se publicaban tanto en el  Correo de Madrid como en el Semanario de Cartagena, Diario de Madrid, etcétera. Una carrera imparable que se trunca irremediablemente.

María Gertrudis tuvo que soportar los amores de su madre con Antonio de la Oliva, un gañán que obligó a la separación de su madre con su padre y que dilapidó la fortuna familiar de la poetisa y la que inyectaba los negocios de Esteban Fleming, el marido de María Gertrudis. Una relación que acabó pudriendo el inestable matrimonio de conveniencia de “la hija del Sol” y acabando con la relación que ésta tenía con su madre.

Además, estando casada con Esteban Fleming, comerciante de El Puerto de Santa María, tiene amores que provocan una infidelidad en el matrimonio. Su marido, desangrado económicamente por una familia problemática aprovecha para llegar a un acuerdo que de alguna manera honrase su nombre, ya que dicha infidelidad era el ''chascarrillo'' de todo Cádiz. María Gertrudis ingresa en un convento por voluntad propia y permiso expreso de su marido, denunciando con su hecho el marcado carácter de una mujer que siempre entendió que era dueña de su destino.

Desde allí prosiguió su labor literaria hasta su muerte, victima de la fiebre amarilla, en el Convento de Santa María. En él encontró, quizá quién sabe, la paz y el amor que nunca tuvo en su vida familiar y marital y que tan bien expuso en su poesía.

Cecilia Böhl de Faber, más conocida como Fernán Caballero, recogió en un cuento la historia de ''la hija del Sol'',  con un desenlace mucho mas misterioso. No sabemos cuánto pudo haber de verdad y cuánto de mentira, lo que si es cierto es que los padres de ambas se conocían en extremo.

Y si quieren saber más de la historia, este enlace del último programa de Salvador Santos “Zona Historia” en Onda Cádiz Radio:

http://www.ivoox.com/zh-1x27-la-hija-del-sol-con-audios-mp3_rf_19521099_1.html

Otros artículos

publicidad