Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

La respuesta

Un papel de fumar fue la base donde se anotó una de las mas importantes respuestas de la Historia de España, se trata del origen e inicio de la España que hoy tenemos en nuestras manos, paso de ser un cigarrillo a una misiva que hoy queda esculpida para los restos en el monumento de plaza de España
Manolo Sánchez
28/11/2014
Cádiz

En la Plaza de España de Cádiz reside uno de los monumentos mas característicos y principales de aquellos que glorian la Constitución de 1812. Una alegoría de la Paz, la Guerra, la Agricultura y la Industria que son los ingredientes del pasado y futuro de España y unos brazos abiertos de cara al puerto para acoger, como hace la Constitución, a todo aquel de aquí y recién llegado de allende los mares.

Sobre él residen varias frases de interés general. “Las Cortes declaran solemnemente que en ellas reside la soberanía nacional”. Un resumen perfecto de lo que fue la Constitución. El poder absoluto de la Autoridad no residía en los Reyes por la gracia de Dios, si no en el Pueblo.

Otra frase también famosa es la de “Cádiz, fiel a los principios que ha jurado, no reconoce otro Rey que Fernando VII”. Esa frase tiene su historia y su autor. Fue el General Francisco Xavier Venegas, que fue Gobernador y Presidente de la Junta Militar que defendía Cádiz.

Cuando su oponente, el Mariscal Victor, rodeaba Cádiz y la asediaba, le envió a Venegas una carta conminatoria pidiéndole que rindiese la ciudad y que reconociera a José Bonaparte como Rey de España. Venegas recibió esa carta mientras estaba reunido con otros miembros de la Junta y no se le ocurrió otra idea, que utilizar el papel de fumar que iba a utilizar su secretario (y para algunos autor de la frase) Salvador Garzón de Salazar para liarse un cigarro, para escribir en él esa frase.

Una pomposa frase hoy inmortalizada en una lápida, que no sabremos si la escribió en dicho papel por un arrebato de ira, orgullo o simplemente para que no se le olvidara. Lo que si podemos sacar en claro es que la esencia de las cosas radica en su ser, no en su estado.   


publicidad