La sede de Aguas de Cádiz cuenta ya con un desfibrilador a disposición de trabajadores y usuarios en caso de emergencia

La plantilla de la empresa municipal ha recibido previamente un curso diseñado para personal no sanitario
OCádizDigital
18/11/2018
Cádiz

El edificio de las oficinas centrales de Aguas de Cádiz, ubicado en la calle María Auxiliadora, cuenta desde hace unos días con un aparato de desfibrilización que está a disposición de trabajadores, usuarios o viandantes en casos de emergencia. La empresa ha instalado este dispositivo en la zona de atención al público de la planta baja.

Según ha destacado Aguas de Cádiz, el Desfibrilador Externo Automatizado (DEA), que se ha demostrado muy eficaz para la mayor parte de los paros cardíacos, estará disponible no sólo para sus trabajadores, sino para los usuarios que acuden cada día a las oficinas para realizar sus gestiones, así como para cualquier persona que, estando en las calles aledañas al edificio, lo necesiten de manera urgente.

Este aparato electrónico portátil permite que, sin necesidad de contar con una formación mínima o pertenecer al mundo sanitario, las personas puedan realizar actuaciones de desfibrilación consistentes en emitir un impulso de corriente continua al corazón para retomar su ritmo eléctrico normal. Estos equipos, básicamente, devuelven el ritmo adecuado al corazón.

Previamente a la instalación del DEA, se ha impartido a toda la plantilla un curso diseñado para personal no sanitario, de manera que cuentan con los conocimientos necesarios sobre los pasos a seguir cuando a una persona le dé un infarto o una parada cardiaca súbita. Desde Aguas de Cádiz han destacado que una aplicación rápida y correcta de las acciones contempladas en la cadena de supervivencia, entre las que destaca la desfibrilación eléctrica precoz, podría aumentar las tasas de supervivencia en tres de cada cuatro casos.

La empresa municipal atiende así a la recomendación hecha por la Junta de Andalucía en el Decreto 22/2012, de 14 de febrero, por el que se regula el uso de desfibriladores externos automatizados fuera del ámbito sanitario, que pretende fomentar la instalación y el uso de los desfibriladores externos automatizados (DEA), y obligar a su instalación en aquellos lugares y espacios donde se concentren un gran número de personas o se realicen prácticas de riesgo.

Aguas de Cádiz se suma así a otros edificios municipales que cuentan ya con desfibrilador como el Teatro Falla o el Mercado Central, además de los dedicados a actividades deportivas, como son el Estadio, los distintos pabellones, las piscinas municipales, o el Centro Náutico Elcano.

publicidad