Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

La tumba de la mujer larga

En ocasiones las leyendas remiten a lugares lejanos, exóticos y poco conocidos. Pero para otras tierras y culturas, nosotros también somos un lugar lejano y exótico, como se indica en esta leyenda irlandesa en la que aparece Cádiz
OCádizDigital
2/11/2018
Cádiz

Como estamos en fechas de Tosantos, Halloweens y demás fiestas lúgubres y fantasmales, hoy vamos a contar una leyenda. En ocasiones las leyendas remiten a lugares lejanos, exóticos y poco conocidos. Pero para otras tierras y culturas, nosotros también somos un lugar lejano y exótico, como se indica en la siguiente leyenda irlandesa en la que aparece Cádiz.

Hubo un tiempo en el noreste de Irlanda, en el que dos hermanos se disputaban unas tierras muy pobres que habían recibido en herencia. Uno de ellos era navegante, y en uno de sus viajes salva de un naufragio a una señorita, Kathelen O´donnell, y a su madre de ahogarse en el océano. Curiosamente estas dos señoras tenían ascendencia irlandesa, aunque el padre de la señorita (y marido de la señora) era español, concretamente de Cádiz. Las salva y las conduce a Cádiz.

En Cádiz se le agasaja por tamaño hecho y todo concluye con el enamoramiento de ambos jóvenes. El problema es que el padre de la chica ya la tenía apalabrada a otro caballero. Ambos jóvenes se fugan, se casan en secreto, y ante la promesa de las tierras en irlanda que había recibido por herencia el irlandés, marcha a la tierra de los ancestros de ambos.

Allí son recibidos como héroes. Se detalla el hecho de que ambos eran muy altos. Ella tenía 7 pies de altura (2,14 cm) y él medía 7 pulgadas más. Desembarcan en costas irlandesas, ella vestida a la gaditana (con joyas, bordados) y llama la atención por la belleza y la riqueza de sus bondades. Rápidamente pide ver las tierras sobre las que se asentará su familia, para comprobar que dichas tierras eran pobres y yermas. Con la sorpresa ella desfallece y muere. Él, sorprendido y apenado por la muerte de su amada y se tira por un acantilado. Los habitantes van en su busca y encuentran el cadáver de Kathelen Odonnell.

Hoy día se puede visitar la tumba de Kathelen Odonnell. Ellos la llaman “la tumba de la mujer larga”. Es una de sus leyendas. Y era de Cádiz.

publicidad