Calle Nueva
José Joaquín León

Los viajes del capillita

Aunque parezca raro, en Andalucía hay un turismo capillita. Se nutre, básicamente, de los desplazamientos cercanos en busca de procesiones extraordinarias
José Joaquín León
23/09/2014
Cádiz

El turismo capillita no es masivo, pero contribuye a mejorar las cuentas de la hostelería (bares, restaurantes y, en menor medida, hoteles) y es un alivio para fechas que no sean de temporada alta. En Cádiz tuvimos un ejemplo muy recordado en la Procesión Magna del Sábado Santo de 2012. El próximo sábado, 27 de septiembre, a menor escala, lógicamente, también se espera que vengan personas de fuera para presenciar la salida extraordinaria del paso de misterio de la Sentencia, con motivo de su 75 aniversario.

Los viajes del capillita se organizan a través de un calendario que se nutre principalmente de las webs cofradieras. Así, un fin de semana les toca desplazarse a Sevilla, otro a Jerez, uno más a Málaga, o a Granada, o puede que a Córdoba. Y también a Cádiz. El 27 de septiembre, con la salida extraordinaria de Sentencia, es una de las fechas marcadas por estos cofrades andaluces, como lo fue el pasado 13 de septiembre en Sevilla para ver la procesión extraordinaria de la Virgen de la Paz, por citar un ejemplo reciente.

Coronaciones canónicas y procesiones magnas de Semana Santa son el no va más para los viajes del capillita. En Cádiz se pudo comprobar con las más recientes coronaciones (me refiero a las del siglo XXI) del Carmen, María Auxiliadora o la Virgen de los Dolores (Servitas). También las conmemoraciones de efemérides y aniversarios, con salidas en días que no son de Semana Santa, atraen público, aunque quizá menos.

Por supuesto, las procesiones magnas son las que generan mayores movilizaciones. El Sábado Santo de 2012 en Cádiz será recordado como el día en que la Semana Santa gaditana alcanzó su punto máximo de actualidad. Aquella conmemoración especial, en el año del Bicentenario de la Constitución de 1812. tuvo entre otras consecuencias la de una mayor difusión de la Semana Santa de Cádiz, que sirvió para que la conocieran mejor miles des andaluces, así como personas de otras regiones. Ese mismo año 2012 volvieron muchos cofrades de la provincia y de otras provincias a las exposiciones ‘Pietas Populi’, con los traslados de pasos de Semana Santa y de gloria a la Catedral Vieja y a Santo Domingo.

El turismo de una ciudad se fortalece con muchos segmentos. Dentro de las variantes, estos viajes de capillitas en busca de procesiones no serán lo más importante, pero tampoco hay que minusvalorarlo. En el futuro, cuando se inaugure el museo de la Semana Santa que se está gestando, Cádiz contará con un nuevo aliciente que ofrecer a quienes se interesan por estas cuestiones.

Y, además, siempre nos quedará la Semana Santa, que en Cádiz tiene alicientes indiscutibles para atraer visitantes.


publicidad