Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Mandingoy, el baile preflamenco que llegó a España por los muelles de Cádiz

Una manifestación artística que navega entre la aportación africana y americana a la música tradicional y clásica europea
Manuel Sánchez
7/04/2017
Cádiz

Ahora que está tan de moda la línea de la pureza en cualquiera de las disciplinas artísticas que desbordan nuestra ciudad, es conveniente recordar que no hay arte sin fusión. El arte, como la música o el baile, es energía. Y la energía ni se crea ni se destruye. Se transforma.

Los bailes y cantes preflamencos tienen varios ascendentes que conformaron su esencia. En el caso de los bailes, el siglo XVI y XVII vio desembarcar en los puertos de Cádiz y Sevilla un manantial de ritmos y sones que procedían tanto de África como de América y conformaron nuestra sociedad y nuestra cultura. El “negro” o el “moreno” eran elementos normales y asentados de nuestra cultura. Y sus ritos también. Sólo que sus ritos, que en su origen fueron danzas rituales en honor a dioses de la fertilidad, cuando se desarraigaron y se sometieron a la esclavitud, dejaron de tener su significación simbólica para quedarse en la puramente festiva. Pero seguían siendo bailes picantes que parodiaban el acto sexual.

No nos ha llegado mucho de ellos y lo que queda está inserto en el concepto mismo del baile de hoy dia: La Zarabanda, la Chacona, el Zarambeque, el Cumbé, el Paracumbé, la Guaracha, el Fandango… y el Mandingoy.

Según parece el Mandingoy llegó a nuestro país por los muelles de Cádiz. El viajero inglés Henry Swinburne nos cuenta en 1776 que esta era una danza “tan lasciva e indecente que está prohibida bajo los castigos mas severos” con “una melodía muy simple: apenas la repetición constante de las misma notas” subrayando que su procedencia era La Habana, pero que se conocían en África danzas similares a estas.

Sufrió la mayor de las censuras por su erotismo y lascivia. El mismo Casanova en su visita a España lo reconoció como el baile más sensual que había visto en su vida. Algún día se reconocerá la aportación africana y americana a la música tradicional y clásica europea. Al tiempo.

publicidad