Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

Piñones

La ciudad de Cádiz en tiempos de los fenicios tuvo tres islas perfectamente definidas: Erytheia, Antipolis y Koutinousa, o “tierra de los acebuches”, por estar plagada de estos árboles. Pero los fenicios tuvieron relación también con otra especie que prolifera en nuestras costas, el pino piñonero, y sus frutos los piñones
Manuel Sánchez
24/10/2014
Cádiz

La disputa que griegos y fenicios tuvieron por la colonización de las costas del Mediterráneo fue ardua y prolongada. Las diferentes colonias que ambas civilizaciones fundaron así lo demuestran. La búsqueda del comercio y de las riquezas entabló una fuerte competencia. Pero además, otros factores incidieron mucho en donde ponían los ojos los colonizadores. Sobre todo los fenicios. Y uno de esos factores eran los piñones.

Este era el alimento predilecto de los marineros fenicios, y a eso se debe a que en la antigüedad, gran parte de las masas forestales de la costa gaditana y parte del mediterráneo occidental fueran pinares. De hecho, cuando los griegos llegan a las Baleares, ya encuentran instalados a los fenicios, y le dan a Ibiza y Formentera el nombre de islas pitiusas, o “islas de los pinos”.

Y es que los fenicios aprovechaban allá donde iban para plantar pinos piñoneros, ya que su fruto era de alto contenido proteico, y que ayudaba al mantenimiento de los marineros en alta mar.

Las grandes masas de pinares de Roche o Las Canteras en cambio, son del siglo XIX y XX. Y mas tarde, ya entrado el siglo XX, hubo un proyecto para llenar de pinos el sistema dunar de Cortadura. No quiere decir esto que hubiera pinos autóctonos en tiempo de los fenicios, solo que ellos hicieron todo lo posible porque se convirtieran en una especie simbólica de nuestras costas. Casi a la altura del atún que reza en las medallas fenicias que decoran la fachada de nuestro ayuntamiento.


publicidad