Calle Nueva
José Joaquín León

Reyes Magos a la gaditana

El 5 de enero es un día muy especial para Cádiz. La Asociación de los Reyes Magos realiza una meritoria labor
José Joaquín León
6/01/2015
Cádiz

La jornada del 5 de enero no es un día más en Cádiz. Llegan los Reyes Magos, junto a la Estrella y el Cartero Real. Se podrá decir que igual sucede en otras ciudades y poblaciones, cada una con sus características. Pero en la capital gaditana, esta celebración tiene un protagonismo destacado, insustituible, gracias a la Asociación de Reyes Magos, que colabora con el Ayuntamiento para organizar los actos.

Y cuando se habla del protagonismo de la sociedad civil, es de justicia resaltar su labor. Precisamente porque sus fines son altruistas, solidarios y de ayuda a los demás. Y se resumen en un objetivo digno de elogio: que todos los niños tengan juguetes cuando llega el 6 de enero.

Este año 2015, los representantes de los Reyes Magos en Cádiz han sido Manuel Cotorruelo Sánchez, Pelayo García Borbolla y Nicolás Lucero, que han participado en los actos junto a la Estrella de Oriente, Menchu Sales, y el Cartero Real, Juan Manuel Braza ‘El Sheriff’. Para ellos siempre será una jornada inolvidable, como lo ha sido para quienes alguna vez lo hemos disfrutado y hemos tenido esa suerte.

Precisamente uno de los éxitos principales de la Asociación de los Reyes Magos, actualmente presidida por Francisco Moya, es el modo de elección. Los representantes de los Reyes Magos, la Estrella de la Ilusión y el Cartero Real son propuestos en votación por los miembros de la Asociación (en la que se integran todos los designados en años anteriores, además de personas y entidades benefactoras que colaboran), y posteriormente son votados para el preceptivo visto bueno de la alcaldesa.

De modo que son unos Reyes Magos, Estrella y Cartero, refrendados por los votos de los asociados. Si acaso se puede discutir algo es que los nombres de las personas que no han sido elegidas se deberían mantener en el anonimato, sin hacerlos públicos. Pero esto es una cuestión menor, lo importante es que el sistema viene funcionando.

La jornada del 5 de enero es mucho más que la Cabalgata, aunque ahí se exteriorizan los momentos más apoteósicos. Pero antes de eso, los Reyes Magos han vivido escenas más íntimas, para el recuerdo, en una mañana muy emotiva. Comienza pronto, a las 8,15 horas, en la visita a la residencia de mayores Matías Calvo, y después sigue en el encuentro con los niños (y no tan niños) que están hospitalizados en el Puerta del Mar. Allí se palpa esa ilusión y esa emoción que no es un mito, sino la realidad.

La mañana culmina con la recepción oficial en el Ayuntamiento. Los Reyes Magos pasan por el Salón de Plenos para pronunciar unas palabras, antes de saludar desde el balcón municipal, al que volverán por la noche, cuando concluya la Cabalgata, para saludar a los niños y mayores. La larga jornada se cierra con la adoración al Niño Jesús en Santo Domingo, santuario de la Virgen del Rosario, Patrona de Cádiz.

Hasta llegar a ese momento, cada año ocurre un milagro en las calles gaditanas, cuando pasa la Cabalgata. Ese ambiente tan especial que rodea a este día se resume siempre en la sonrisa de un niño, cuando cree que toda la magia del mundo es posible. Ojalá nosotros supiéramos estar a la altura de los niños y convertir en realidad sus sueños. Porque los sueños infantiles son limpios y justos.


publicidad