Cosas de Cádiz
Manolo Sánchez

''Siete veces y nada''

La etimología de los nombres de los pueblos de la provincia de Cádiz es rica y variopinta. Hoy nos detenemos en un pueblo que hunde las raíces de su nombre en la inexpugnabilidad de su plaza. Hablamos de Setenil de las Bodegas
Manuel Sánchez
10/10/2014
Cádiz

A los que les gusta la sierra de Cádiz, a buen seguro que hayan visitado un curioso pueblo que hay en la parte nororiental de la provincia llamado Setenil de las Bodegas. Un pueblo pintoresco conocido por sus famosas casas incrustadas en rocas sobresalientes por encima de los tejados. Parece que su origen está en la época romana, sobre un promontorio donde luego empezó a perfilarse en la musulmana Axxatil, Xatbil, o Xatanil . Como quiera que fuese su nombre, lo que si está claro es que su enclave se convirtió en uno de los puntos vitales de la línea de defensa del Reino de Granada. Con la caída de Olvera, Setenil se quedaba como la punta de lanza de un Reino de Granada en continuo declive por las constantes incursiones cristianas. Y fue así como empieza a sitiarse desde inicios del siglo XV en reiteradas ocasiones con resultados fallidos para la cristiandad, y empieza a cobrar una fama de inexpugnabilidad que crea su leyenda. Fueron siete las veces que se intentó el asalto a la plaza siendo en la última el 21 de septiembre de 1484 cuando se consigue la victoria.

Y es de estos asaltos de donde dicen algunos historiadores que deriva su nombre, de septem nihil , ''siete veces nada'', por las sucesivas intentonas que se estrellaron contra sus muros. Tanta importancia se dio a su conquista que quedó inmortalizada en los relieves de la sillería del coro de la Catedral de Toledo que por entonces labraba el Maestro Rodrigo.

Más tarde se le añadió el apelativo ''de las Bodegas'' dada la cuantiosa producción de vino y su conservación en las ya nombradas cuevas.


Otros artículos

publicidad