Gente de Cádiz
Manoli Lemos

"Un inglés en Cádiz en pleno siglo XXI"

Matthew Coman, un hombre acostumbrado a otras normas, confiesa sentirse especial y feliz en esta tierra, sobre todo, se emociona al recordar el cariño que le brinda la gente de Cádiz
Manoli Lemos
17/08/2014
Cádiz

Hoy les quiero contar la historia de una persona nacida en Londres.

Su nombre Matthew Coman, un hombre acostumbrado a otras normas, otra forma de ser y de mirar al mundo y también de relacionarse con los demás (incluso con ellos mismos, otras costumbres totalmente diferente a las nuestras).

Me llamó la atención y me emocionó al escucharle en mi programa en Onda Cádiz "Verano en Cádiz" como, un hombre como él, que lo tenía todo en su país, buena situación, una buena familia reconocimiento internacional a nivel profesional por los más entendidos en la música clásica actual… él es músico, uno de los que mejores toca el contrabajo en el mejor conjunto del Reino Unido "The Soloists of London" (uno de los cinco mejores grupos de música clásica del mundo).

"Llego a España con 21 años con un amigo atraído por una convocatoria en el año 1.991", año en el que se estaba formando la Orquesta Sinfónica de Sevilla para una prueba para acceder a la Orquesta y por supuesto que pasaron la prueba los dos.

Durante unos diez años vivieron, trabajaron, disfrutaron y conocieron Sevilla, sus costumbres, sus tradiciones, su folklore, su alegría y sobre todo, la gente de esta tierra bendita donde tenemos la suerte de haber nacido.

Emocionado, con lágrimas en los ojos y emoción en sus palabras con ese acento característico del inglés hablando nuestro español, me traspasaba su emoción y su pasión por eso, que yo tanto amo, y que algunas veces pienso que alguien puede pensar que soy “exagerá” por amar tanto lo mío.

Me contaba, que le propusieron volver a Londres a trabajar en una de las más grandes orquestas del mundo, y que tuvo que pensarlo, porque jamás se había sentido tan bien personalmente en ningún otro lugar, que allí en Londres tendría más prestigio, sería más reconocido, trabajaría con los mejores músicos, pero no se sentiría lleno y pleno como persona como se sentía aquí entre nosotros.

Lo sopeso, y volvió a su Londres, pero le faltaba lo que había encontrado aquí, el calor, la naturalidad, la alegría de la gente, pero sobre todo, como él nos dijo en el programa con lágrimas en los ojos, "el cariño de la gente de Cádiz".

Y no porque su madre y su familia no le quisieran, sino en esa forma de expresarnos y de mostrar nosotros los andaluces el cariño a todos, sin importarnos nada, esa forma de darnos desde un principio que a él le gustaba tanto cuando llegó y que era tan distinta de esa otra forma un tanto más fría de los ingleses, que según nos comentaba a su padre había que darle la mano … un poco más distante en una palabra.

Fue todo emoción hablar con Mattew Coman, nos contó que diez años después volvió, se enamoró de Alcala de los Gazules, creó una cita con la música cada verano, que ya se ha hecho tradicional y muy esperada en nuestra provincia, "Festival Internacional de Música Clásica Al-Kalat". 

Aunque sigue teniendo casa en Alcalá de los Gazules y se marcha de vez en cuando a este hermoso rincón de nuestra provincia, él, su mujer y sus hijos viven en el barrio de la Viña y se baña cada día en la Caleta dejándose emocionar por el cariño y la verdad de nuestra gente. Gracias por sentirnos y por querernos.

 


publicidad