Cruz de Guía
Guillermo Riol

Un patrimonio en alza

El estreno de la nueva marcha compuesta por Luis Manuel Mejías para Nuestra Señora del Rosario Coronada es la muestra - no siempre valorada - de otro de los grandes tesoros patrimoniales de las hermandades: el musical
Guillermo Riol
8/10/2014
Cádiz

Nuestras Hermandades y Cofradías, se distinguen en estos últimos años por un mayor celo y cuidado, a la hora de preservar y cuidar su patrimonio que, en muchos casos, acumulan varios siglos de antigüedad.

Y no me refiero únicamente al material que enriquecido y puesto en valor, garantiza las señas de identidad y parte de la historia de nuestras corporaciones.

Hay otro patrimonio que también se está mimando en los últimos años y que está confiriendo un sello especial a nuestras Cofradías; el musical.

Ayer pudimos comprobar que si es posible aumentar en cantidad y sobre todo en calidad ese patrimonio, aportando y enriqueciendo el mismo con composiciones específicas para los Titulares de nuestras Hermandades.

El estreno y por tanto el engrose al legado musical cofrade de nuestra ciudad, vino marcado por la nueva marcha compuesta por Luís Manuel Mejías para Nuestra Señora del Rosario Coronada, Patrona de Cádiz y cuyos sones llenaron ayer el claustro del Convento de Santo Domingo y las calles de Cádiz después.

Una nueva marcha para la Patrona de Cádiz que, de forma particular agrupa ya varias composiciones específicamente compuestas para Ella y que en muchos casos, son composiciones ya conocidas por todos e interpretadas fuera de la festividad del 7 de Octubre.

"Rosario, Madre de Cádiz" es una muestra más de ese celo y sobre todo del trabajo de los que, como Mejías Lázaro, ha sabido plasmar en una gran marcha la devoción centenaria a Nuestra Señora del Rosario que magistralmente ayer interpretó la Banda de Música "Maestro Dueñas" (la banda de la Patrona), por las calles de Cádiz.

Existe una larga nómina de grandes composiciones que forman parte ya del legado futuro que las Cofradías gaditanas dejarán a generaciones venideras. Hagamos buen uso de ellas y pongámoslas en valor. Es una parte del patrimonio que merece mucho la pena cuidar.

 

Otros artículos

publicidad