El guardián del compás viñero

Manuel Santander Cahué fue antifaz de oro y Baluarte del carnaval, entre otros reconocimientos
Mirian Peralta
4/09/2019
Carnaval
0|Ovc-RZcMAII

Manuel Santander Cahué deja un inmenso legado de coplas desde que debutara en juveniles en 1981. a partir de entonces, más de 40 chirigotas hasta su última obra, primer premio este año con 'La maldición de la Lapa Negra', junto a Sanchez Reyes.

Estandarte del estilo clásico, siempre vinculado a su barrio de La Viña, escribió grandes agrupaciones que son imprescindibles en la historia de la chirigota.

Su primera etapa en adultos fue junto al grupo del desaparecido Petra, con agrupaciones como la mítica agrupación 'El crimen del mes de mayo' a la que sucedería 'Hasta que la muertes nos separe' o 'Bebé a bordo'.

Compartió autoría de chirigotas con Paco Rosado, El Libi, Manuel Sánchez Alba 'el Noly' o Antonio Martín. Tuvo también una corta incursión en la modalidad de cuarteto, junto a su amigo Emilio Libi, con 'Enredo' (1987) y 'El Velatorio' (1988). Junto al Libi vivió uno de los episodios más amargos de su curriculum carnavalesco, por la descalificación en la final de 'El movimiento del 36', una chirigota aspirante a lo máximo en el concurso del Falla. Para la historia quedará su pasodoble 'Me han dicho que el amarillo' ('La Familia Pepperoni', 1998) convertido en himno oficioso de la afición cadista.

En 2012 recibió el antifaz de oro y también ese año se reconoció a Manolito Santander con el Premio Baluarte del Carnaval.

En su última etapa de este amplio y exitoso historial, se alió con Sánchez Reyes. Desde 2017, 'Los de Cádiz Norte' (2º premio), 'Los brujos Titis' (semifinalista) y 'La Maldición de la Lapa Negra' (primer premio).

 

 


publicidad