Las costureras del Carnaval afirman que "habrá que buscar otras vías para subsistir" sin concurso

Mercedes Mayone ha especificado que "todavía hay artesanos, costureras y maquilladores que no han cobrado porque las agrupaciones han perdido contratos"
Europa Press
30/08/2020
Carnaval
Mercedes Mayone, junto a uno de los tipos de Carnaval

La inminente suspensión del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (COAC) 2021 conlleva también consecuencias negativas en la ciudad. Las costureras, dedicadas a la confección de tipos de las agrupaciones, tendrán que "buscar otras vías para subsistir y aguantar", tal y como ha detallado Mercedes Mayone, que lleva años dedicándose a la elaboración del vestuario de las agrupaciones.

En declaraciones a Europa Press, Mayone ha cifrado en "un 30% de la facturación anual" de su taller de confección la partida del carnaval, aunque ha especificado que "depende de cada año porque va en función de cuántas agrupaciones se hagan, pero con dos agrupaciones de media puede llegar a esa cantidad fácilmente".

En este sentido, la costurera ha explicado que "va a haber consecuencias a nivel económico, pero ya no solo hablamos del carnaval, sino de bodas, comuniones, ferias". Así, ha especificado que "todavía hay artesanos, costureras y maquilladores que no han cobrado, no por la falta de interés en las agrupaciones, sino porque éstas han perdido contratos y no se han cumplido las expectativas económicas".

No obstante, se ha mostrado comprensiva y considera "entendible" la decisión de la suspensión del carnaval. "Ante todo está la salud, porque es muy complicado que una agrupación pueda reunirse para ensayar y que no haya contagios", ha subrayado.

"Había hablado con agrupaciones que hice el último año y me decían que estaba todo en el aire, pero que no veían muy viable la celebración del concurso y que no estaban todavía trabajando sobre el tema", ha comentado.

Por último, Mercedes Mayone ha señalado que "es importante siempre ver el lado positivo de las cosas" y ha concluido afirmando que los que se dedican de septiembre a marzo a trabajar el carnaval este año van a tener un poco de relajación en esos meses que normalmente están "estresados", especificando que, en su caso, "se va a poder hacer más confección a medida".


publicidad