Huelga en las instalaciones deportivas de Cádiz para la última semana de febrero

El paro ha sido convocado debido a la "incertidumbre" por la no licitación de los pliegos de todos los servicios técnicos, lo que afectará a unos 200 empleados. El teniente de alcalde de deportes, Adrián Martínez de Pinillos, ha señalado que siguen trabajando para llevar a término dichos pliegos
Nacho Limón
24/01/2019
Deportes
Imagen del Compleo Ciudad de Cádiz
0|N4MykwD4APk

La representación sindical de colectivos afectados por los pliegos de lnstituto Municipal de Deportes (IMD) del Ayuntamiento de Cádiz ha convocado una huelga indefinida.

Una decisión tomada como consecuencia de la que consideran una situación de "incertidumbre" por la no licitación de los pliegos de todos los servicios técnicos afectados. Afectan a todas las instalaciones deportivas de la capital gaditana y denuncian que llevan caducados durante años sin que se hayan elaborado, consensuado y aprobados.

Han anunciado que se iniciará en la última semana del mes de febrero, y afectará a unos 200 empleados en las instalaciones como el Complejo Ciudad de Cádiz, el Centro Náutico ElCano y la piscina de Astilleros.

Manifiestan que no ven visos de avanzar en la licitación, y asumen que los pliegos no se adjudicarán en el presente mandato, apuntando a la que catalogan como “incapacidad de más que manifiesta de los responsables del IMD”.

El teniente de alcalde de deportes, Adrián Martínez de Pinillos, ha dado respuesta al anuncio de convocatoria, y ha indicado que siguen trabajando para llevar a término los pliegos técnicos, adelantando incluso fecha para dar solución.

Martínez de Pinillos ha argumentado que se trata de una situación generada por las trabas interpuestas por la oposición en el Consejo Rector del IMD.

Advierte que la intención de publicar los pliegos en febrero supondrá un proceso de contratación largo, y espera que los nuevos adjudicatarios estén cuanto antes presentes en las instalaciones deportivas para ofrecer el mejor servicio posible.


publicidad