El Ayuntamiento de Conil espera hasta el miércoles para reabrir la zona de playa contaminada por una tubería rota

Tras un análisis de las aguas, cuyos resultados esperan tener este miércoles, se decidirá la reapertura de nuevo al baño la ribera del río y la parte del litoral afectado
Europa Press
24/06/2019
Provincia

El Ayuntamiento de Conil de la Frontera esperará hasta este miércoles para decidir si reabre al baño la ribera del río Salado y los 200 metros de playa a ambos lados de su desembocadura, después de que la rotura el viernes 21 de una tubería del colector de aguas residuales provocará la prohibición de baño en esta zona.

Fuentes municipales han concretado a Europa Press que todavía mantienen la prohibición de baño decretada en la tarde del viernes cuando se rompió la tubería, la cual prevén tener reparada entre este mismo lunes y este martes.

No obstante, han aclarado que han realizado un análisis de las aguas, cuyos resultados esperan tener este miércoles. Así pues, será entonces cuando decidirán si reabren de nuevo al baño la ribera del río y la parte de playa afectada.

Las mismas fuentes han apuntado que no aprecian olores propios de residuos ni un color diferente al del mar en el río, algo que valoran como "buena señal".

La rotura en esta tubería de la estación de bombeo de aguas residuales (Ebar) se produjo sobre las 14,00 horas del viernes y la principal causa que baraja el Ayuntamiento es el desgaste de uso.

Una vez se tuvo conocimiento de esta fractura, se cortó el flujo del agua para que dejaran de vertirse residuos al río y se comunicó la situación a la Delegación de la Junta de Andalucía en Cádiz.

 


publicidad