El contrato de las corbetas beneficiará a todos los centros de Navantia y especialmente, a la industria naval gaditana

Las corbetas ponen a prueba un desarrollo de ingeniería del más alto nivel
Mirian Peralta
12/07/2018
Provincia
0|dlv6MauW9w0

El contrato con el Gobierno de Arabia Saudí beneficiará a todos los astilleros de Navantia, según ha confirmado la compañía a través de una nota de prensa. La información oficial pone especial hincapie en que la construcción de las cinco corbetas tendrá especial incidencia en los astilleros gaditanos y sus empresas auxiliares de la Bahía, que se traduce en 7 millones de horas de trabajo. La actividad de estos contratos comenzará a finales de este mismo año y según el calendario acordado, el ultimo buque deberá entregarse en el año 2022.

Se trata de un ambicioso proyecto para la Armada de Arabia Saudí. Un contrato importante en términos económicos y de empleo, pero que también supone un acicate en desarrollo tecnológico y de ingeniería.

La empresa de astilleros ha difundido en su perfil oficial de redes sociales un vídeo, que pone el acento sobre la capacidad de diseño de estos buques, del tipo Avante 2200, que tienen un perfil tecnológico de los más completos del mercado. Su estructura se ha concebido para que la navegación sea posible en las condiciones climatológicas más adversas. Según valora la compañia de Navantia, el contrato con la Armada de Arabia Saudí, permite facturar un porcentaje de miles de millones de euros, muy por encima de los contratos de exportación habituales.

Este encargo está cifrado en 1.880 millones de euros, y supone actividad durante 5 años en la industria naval de la Bahía, y la ocupación directa e indirecta de unos 6.000 trabajadores. De ellos, mas de 1.100 serán empleados directos, más de 1.800 de la industria auxiliar y unos 3.000 a través de otros suministradores.

 

 

publicidad