Los economistas gaditanos aprecian un "proceso de crecimiento lento pero positivo" en la provincia

En cuanto al nivel de formación de la población el conocimiento y dominio de idiomas aprecian que es deficiente, un aspecto que consideran imprescindible ante el grado de internacionalización de las empresas asentadas en la provincia y teniendo en cuenta que las estadísticas oficiales reflejan que Cádiz es la primera de Andalucía en volumen de exportaciones y la décima del país
OCádizDigital
12/01/2017
Provincia

Los economistas gaditanos aprecian un “proceso de crecimiento lento pero positivo” de la economía en la provincia de Cádiz. Esta es una de las principales conclusiones de dos encuestas realizadas a 136 colegiados de este colectivo profesional durante 2016 y cuyos resultados han sido comparados con las de 2015, que reflejaba que el sentir del colectivo era que se vivía una etapa de estancamiento.

El objetivo del sondeo es conocer la percepción que se tiene en el sector sobre la situación actual y las perspectivas de evolución a corto plazo en el ámbito gaditano, de manera que se puedan analizar posibles fórmulas que puedan permitir crear expectativas de futuro para la recuperación económica.

Al igual que las anteriores, en las encuestas han participado 136 economistas de la provincia, lo que supone una representación del 26,4% de los colegiados que ejercen su actividad en distintos ámbitos tales como empresas privadas, empresas públicas, administración pública, despachos o negocios particulares o por cuenta ajena, y también jubilados y desempleados.

Si bien los encuestados consideran que su situación económica personal se ha estabilizado a lo largo de 2016 en comparación con el año anterior, hay que tener en cuenta que los datos recabados durante el primer trimestre del citado ejercicio reflejan una ligera mejoría, consideración que resultó contrarrestada durante el segundo semestre dada la influencia y expectativas negativas que supusieron para determinados miembros de colectivo acontecimientos como el Brexit, la existencia de un Gobierno nacional en funciones y la convocatoria de segundas elecciones, así como las variaciones significativas que se produjeron en el IBEX a consecuencia de los valoresvinculados a entidades financieras tras el anuncio de una necesaria segunda reforma del sistema financiero, entre otros.

Respecto a la percepción de la situación económica de la provincia cabe explicar que los datos recabados en el sondeo durante el primer semestre de 2016 reflejaban opiniones ligeramente más negativas que las de la encuesta realizada a finales de 2015. Sin embargo, en la del segundo semestre del año los resultados se invirtieron. Ello se atribuye a la destacable influencia que ejercen el sector del turismo y el consumo interno como factores estructurales de la economía de la provincia y a que los resultados de la campaña turística que se registraron en el segundo semestre de 2016 fueron los mejores de la última década, al igual que el consumo interno, que experimento un importante incremento en el mismo período a consecuencia de las fiestas navideñas.

En las mismas encuestas se han analizado también los dos principales factores considerados negativos para la recuperación de la economía provincial y que se pusieron de manifiesto en el sondeo anterior, como son el nivel formativo de la población y las condiciones del mercado laboral.

En cuanto al nivel de formación de la población, en opinión del 75% de los economistas encuestados, el conocimiento y dominio de idiomas es deficiente, un aspecto que consideran imprescindible ante el grado de internacionalización de las empresas asentadas en la provincia y teniendo en cuenta que las estadísticas oficiales reflejan que Cádiz es la primera de Andalucía en volumen de exportaciones y la décima del país.

Otro factor negativo que destaca el 43% de los economistas gaditanos es la falta de experiencia laboral entre la población activa con formación, lo que atribuyen al escaso contenido práctico de los planes de estudios y a su desvinculación con las necesidades reales de las empresas. En este sentido también ponen de manifiesto la falta de mano de obra cualificada en los niveles de formación profesional, a su juicio, consecuencia de una falta de atención de los sistemas educativos en estos niveles.

Por lo tanto, según los resultados de las encuestas, el nivel formativo en enseñanzas medias, formación profesional y superiores, universitarias, “presentan déficits para la incorporación de sus titulados en el mercado laboral”, citando entre otros “la falta de consonancia de los contenidos de los planes de estudio con las necesidades del mercado laboral, la falta de conocimientos prácticos indispensables para su aplicación en el desempeño laboral y la falta de valores y actitudes consonantes con el desempeño de una actividad laboral tales como el compromiso, el esfuerzo y la madurez”, en lo que coincide el 52% de los encuestados.

En cuanto a las condiciones del mercado laboral y según los datos recabados entre los economistas, se detecta un “uso intensivo” de contratos de duración temporal a tiempo parcial, lo que supone el 56% del total de contrataciones, seguido de los temporales por obra o servicio, un 35%, y sólo el 6% corresponden a relaciones laborales indefinidas, datos que coinciden con los oficiales del Ministerio de Trabajo.

Ante estas circunstancias, el colectivo considera que la temporalidad y la parcialidad son característicos, tanto en el mercado laboral español como en el de la provincia y que deben ser tenidos en cuenta a la hora de generar empleo estable, de calidad y beneficioso para el crecimiento de nuestra economía.

Entre otras propuestas del colectivo destaca por mayoría la eliminación de algunas modalidades de contratación para simplificar el sistema y el 75% apoya la “equiparación de los derechos de todos los trabajadores independientemente del vínculo contractual laboral que tengan”. Finalmente, el 70% de los economistas encuestados también proponen una reducción de las cargas sociales y los costes laborales de las contrataciones como fórmula que permita fomentar la creación de empleo.

publicidad