Concluyen los actos de El Carmen con la mirada puesta en el besamano de agosto

La cofradía trasladó el sábado a la Virgen de nuevo al camarín
Mayte Huguet
24/07/2017
Semana Santa

La Virgen del Carmen ha regresado de nuevo a su camarín de su iglesia. Desde principios de este mes, la imagen que talló Jacinto Pimentel ha presidido, primero, el altar de Novena en su palio y, tras la procesión del día 16, ha descansado en una parihuela esperando el aniversario de su coronación canónica.

El sábado 22 de julio se conmemoraba el décimo aniversario de este hecho, y la cofradía celebró la función solemne presidida por el carmelita fray Francisco Víctor López. Duranta la eucaristía, además, se bendijo un nuevo mosaico dedicado a la Virgen del Carmen, realizado por Israel Jiménez, que espera la aprobación municipal para poder ponerlo en la finca de Adolfo de Castro, 12.

Tras la misa, la imagen de la Virgen salió a la calle acompañada de numeroso público que quiso ver, por última vez, a la Virgen del Carmen en la calle este 2017. 

Acompañada por el coro Virgen del Carmen, la imagen rodeó la iglesia. Un recorrido que excepcionalmente también se realizó acompañado por la música de la banda de Nuestra Señora de la Salud de Barbate. 

Por la calle Carmen Coronada y Bendición de Dios, la Virgen fue recibida por una lluvia de pétalos de flores.

La procesión finalizó en el interior del templo, cuando la parihuela fue subida al altar y se cantó el himno de la coronación canónica para dar por finalizados los actos del mes de julio.

En agosto la cofradía participará en el besamano de agosto, los días 14 y 15, trasladándose, de manera excepcional, a esta fecha y sustituyendo el de julio. 


publicidad