El calor protagoniza la procesión del Corpus

Durante casi 3 horas se alargó el discurrir del cortejo
Mayte Huguet
18/06/2017
Semana Santa

Calor. Mucha calor. Las altas temperaturas le quitaron protagonismo a la celebración de la procesión del Corpus Christi en Cádiz. Desde primeras horas de la mañana ya se hacía notar y en el final de la procesión fue insoportable.

Quizás esa fue la causa de que las calles no estuviesen pobladas de público como otros años. Y donde había gente, todos buscaban la sombra.

A las 9.30 horas el obispo de Cádiz, Rafael Zornoza, comenzaba el Pontifical en el interior de la Catedral mientras que en el Seminario las hermandades y cofradías se organizaban para formar el cortejo. Junto a ellos, asociaciones religiosas y entidades como Cáritas, que también formaron parte de este largo cortejo.

A las 10 de la mañana los niños que habían recibido la Primera Comunión este año comenzaron a andar por la calle Compañía en dirección a la calle Santiago. En esta iglesia se había dispuesto un altar presidido por la imagen de la Virgen del Carmen. También en Valvanuz se había levantado un pequeño altar en el pasillo de la entrada del centro asistencial.

Así, fieles y asociaciones formaban la primera parte del cortejo que acompañaban a la imagen de San Servando, que iba portado en una de las parihuelas cedidas por la cofradía del Nazareno.

A continuación, representación de las hermandades, colocadas por orden de antigüedad, comenzando con la Madre del Buen Pastor y finalizando con Siete Palabras. En total, once corporaciones que conformaban esta parte del cortejo que anunciaban la llegada de San Germán, también portado en parihuela.

La Virgen del Rosario procesionaba de nuevo acompañando a la Custodia con la música que tocaba la banda de Maestro Dueñas. Delante de la Virgen, las cofradías históricas, cerrando la archicofradía del Rosario.

Tras los pasos de la Patrona, las hermandades sacramentales que anunciaban la presencia de la Custodia en su carro de plata y rodeada del clero.

El Santísimo que salió de la Catedral de Cádiz pasadas las 10.30 horas, tras la finalización del Pontifical.

La carrera del Corpus se desarrolló con normalidad, pasando por el alta de Candelaria de Medinaceli, el presidido por la Virgen de la Amargura en San Agustín y el de la Madre del Buen Pastor enfrente. 

En la calle Nueva la imagen de Jesús del Milagro de la Sagrada Cena y el de Cigarreras, presidido por la pequeña imagen de la Virgen del Rosario.

Al mediodía llegaba el cortejo a la plaza de San Juan de Dios, estrenando el paso por debajo de los nuevos toldos, en color blanco, que se ubicaban en el centro de la plaza.

El calor se hacía más presente, y cada vez iba quedando menos público en la calle, estando la plaza de la Catedral semi vacía pasadas las 12.30 horas, cuando llegó la Custodia.

A las 12.45 horas el Deán de la Catedral retiraba la Custodia del interior del Carro y el obispo daba la bendición dando por finalizada la procesión del Corpus de 2017.

publicidad