El Carmen llama un año más a los gaditanos a la calle

Mucho público en la procesión de alabanza con motivo de su festividad
Mayte Huguet
17/07/2019
Semana Santa
0|_DXjlgcIZIw

Un nuevo 16 de julio y Cádiz volvió a ser del Carmen.

Calles abarrotadas para disfrutar de la procesión de alabanza de la Reina del Mar y patrona de los Marineros. 

Ella, Nuestra Señora del Carmen Coronada volvió a reinar en su día, en julio.

En una tarde más propia de primavera que de pleno verano, un largo cortejo que formó en la Alameda Apodaca a las 20 horas.

Puntual, tras la tradicional misa de las 19 horas que cada año se celebra antes de la procesión de alabanza.

La Cruz de guía anunciaba un reguero de devoción que cada año se hace más visible con un gran número de hermanos portando su cirio e iluminando el camino a la Virgen.

Tras ellos, los pequeños de la casa, los niños teresianos, el futuro de la hermandad.

Representación de la Marina, de la hermandad del Prendimiento y de la Orden Seglar delante del cuerpo de acólitos que anunciaban la salida de la Virgen.

Una procesión que se inicia desde dentro de la iglesia del Carmen con el canto de la Salve Marinera hasta la salida.

Una vez el paso en la Alameda Apodaca, y como ya es tradición, la hermandad comenzó a andar con la marcha Coronación interpretada por la Sociedad Filarmónica de La Oliva de Salteras, que éste año ha cumplido una década tras el palio de la Virgen.

Un palio exornado con gladiolos y nardos, obra del nuevo grupo de floristas que se han hecho cargo desde éste mes de julio de adornar el altar, el paso y éste fin de semana el besamano de la Virgen. 

Una procesión que se vio acompañada durante todo el recorrido por mucho público, desde la Alameda hasta la calle Bendición de Dios. Poco más de 4 horas en donde se recorrió, además de la Alameda, Buenos Aires, plaza de Mina, Calle Antonio López, Isabel la Católica, plaza del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, plaza de San Francisco, calle Rosario, Beato Diego, Valverde, la novedad de Cánovas del Castillo entera, calle San José, Ancha y plaza de San Antonio antes de llegar al barrio del Mentidero. 

Ya en su barrio, en la calle Veedor, sonó el Ave María para la Virgen.

Y en la calle Bendición de Dios una lluvia de pétalos de flores organizado por el grupo joven de la hermandad.

El himno de la coronación interpretado por Medea a las puertas de la iglesia del Beato Diego José de Cádiz.

Y para terminar su recorrido, las Alegrías de la Virgen del Carmen como broche de oro a la fiesta de la Virgen. 

La procesión finalizó pasadas las 12 de la noche,en el interior de la iglesia del Carmen cuando sólo la última marcha y su coro, Virgen del Carmen, dirigido por Luis Manuel Rivero, interpretó una de las muchas canciones dedicadas para ella y que surgieron por su coronación canónica. 

Para finalizar, al palabras del hermano mayor, José Francisco Trigo, de agradecimiento a todos los que han participado de una manera u otra en la fiesta de la Virgen del Carmen y para culminar, el Himno de la Coronación... para poner un punto y seguido actos de la cofradía que continuarán el sábado y el domingo con el besamano de la Virgen, y el lunes, 22 de julio, el décimo segundo aniversario de la coronación canónica con la función principal y la procesión claustral por la iglesia del Carmen para finalizar así el mes de la Virgen.


publicidad