La Delegación provincial de Cultural se interesa por los daños producidos en la iglesia de Santa Cruz

El templo, que en Bien de Interés Cultural, sufrió el viernes filtraciones de agua en la pared que la fachada que da la plaza de Fray Félix, obligado a la cofradía del Perdón y de Sanidad a trasladar a sus titulares al Torreón
Mayte Huguet
30/01/2020
Semana Santa

Tras anegarse de agua, la iglesia de Santa Cruz tiene que evaluar los daños. Primero lo hizo la comunidad parroquial, formada por el párroco, las cofradías de la casa y los grupos parroquiales. Después llegó el turno de la Junta de Andalucía.

A través de delegada provincial de Cultura, Mercedes Colombo, acompañada de los técnicos de la Junta de Andalucía y del Obispado de Cádiz, han comprobado in situ el estado de deterioro de la Catedral Vieja. Además, de las goteras que se produjeron el viernes, el templo tiene numerosas humedades por muchas dependencias, no sólo en la iglesia; desconchones, paredes con la pintura perdida y cornisas en mal estado. 

Ésta es la situación actual de la iglesia de Santa Cruz que fue restaurada, de manera integral, por la Junta de Andalucía en el año 2007. De ahí que desde el actual Gobierno autonómico se haya comprometido a trabajar en el menor tiempo posible para dar una solución.

Y es que el estado de deterioro es muy importante y podría estar afectando a la cimentación del edificio. La realidad es que este templo centenario, en lugar de trabajar por recuperar la fachada lateral de la iglesia de Santa Cruz, se podría enfrentar a una nueva rehabilitación, obligando a tener que cerrar de nuevo el templo.

Una vez que la Junta de Andalucía realice el informe con la valoración de los daños y de la situación del edificio, Gobierno autonómico, Obispado de Cádiz y la comunidad parroquial tomarán una decisión sobre el futuro de la iglesia de Santa Cruz.


publicidad