En el Centro Cultural del Palillero

Los cargadores recibirán durante la Semana Santa atención fisioterapéutica

El Centro de Atención al Cargador abrirá el Lunes Santo con una dotación de 14 fisioterapeutas. Cumple su sexto año consecutivo de asistencia al cargador y permanecerá abierto hasta el Sábado Santo
Guillermo Riol
27/03/2015
Semana Santa

Por sexto año consecutivo, el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía, la Universidad de Cádiz y el Consejo de Hermandades y Cofradías, con la colaboración de la mutua de seguros UMAS, han renovado el convenio de colaboración que permitirá un año más que los cargadores gaditanos cuenten con asistencia sanitaria de manos de fisioterapeutas profesionales y estudiantes.

El servicio abrirá sus puertas desde el Lunes al Sábado Santo en el Centro Cultural del Palillero. El horario de apertura será de 10.00 a 14.00 horas.

Para evitar incómodas esperas, el Centro de Atención dispondrá de un servicio telefónico (692 417 014) desde el que los cargadores pueden solicitar cita previa para recibir asistencia.

En el Centro de Atención intervendrán un total de 14 fisioterapeutas (8 profesionales y 6 estudiantes) repartidos en dos turnos. En él se emplearán las técnicas y aparatos más novedosos para garantizar la mejor asistencia posible a los cargadores. Según José Luis Borrallo, coordinador de los Centros de Atención al Cargador del ICPFA, “algunos de estos tratamientos son similares a los que reciben los deportistas de élite (futbolistas, tenistas, etc), y que pueden trasladarse sin ningún problema al tratamiento con cargadores o aplicarlos a cualquier ciudadano, ya que no son para nada caros y ofrecen muy buenos resultados en la recuperación de lesiones y dolencias.

En 2014, más de 200 cargadores (208) precisaron atención fisioterapéutica, en su mayor parte por dolor vertebral, localizado principalmente en la zona lumbar, dorsal y cervical. Otros motivos de consulta suelen ser las disfunciones musculares (calambres, contracturas y sobrecargas), así como dolores articulares en tobillos, hombros, y rodillas, principalmente.

Los tratamientos más comunes son técnicas de masajes, estiramientos, crioterapia (aplicación de frío en la zona afectada), ultrasonidos, corrientes analgésicas, manipulaciones o movilizaciones.

A pesar de los condicionantes logísticos de este tipo de servicios, el centro ha contado con cabinas de tratamiento individuales para ayudar a proteger la intimidad y la privacidad de la asistencia recibida, dotando al espacio del rigor sanitario que el trabajo requiere, algo que los cargadores han agradecido especialmente.

 

 

 

publicidad