El Gobierno elimina el requisito académico para recibir becas, que se otorgarán por la renta familiar

El presupuesto para becas y ayudas al estudio aumentará en 386 millones el próximo curso, lo que supone un incremento del 22%
OCádizDigital
19/05/2020
Sociedad

El Gobierno ha eliminado el requisito académico que implantó el Partido Popular en 2012 para recibir una beca por parte del Estado, y desde el próximo curso estas ayudas al estudio se concederán atendiendo a la renta familiar del estudiante. Además, el Ejecutivo aumentará el presupuesto para becas en 386 millones de euros, lo que supone un incremento del 22%, "el más importante de los últimos diez años", según ha subrayado.

Con este aumento, apuntan desde el Gobierno, el sistema estatal de becas y ayudas al estudio contará con más de 1.900 millones que podrán beneficiar a más de 600.000 estudiantes el próximo curso. El aumento de la inversión permitirá incrementar en 100 euros la cuantía fija de cada beca para los universitarios de Grado y Máster.

También recibirán 100 euros más los estudiantes que obtengan una beca de residencia fuera de su municipio y los que se beneficien de la beca básica en enseñanzas no universitarias, más de 500.000 en total según los cálculos del Gobierno. "En el caso de que la persona reúna requisitos para ambos tipos de becas, las cuantías serán acumulativas y no excluyentes", según precisa el Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Con la eliminación del requisito académico, un aprobado en el curso anterior será suficiente para optar a las becas. "Con esta medida se revierte el criterio introducido en 2012, que endureció los requisitos académicos y dejó fuera del sistema de becas a muchos estudiantes que carecen de medios económicos para continuar sus estudios", explica el Ministerio dirigido por Isabel Celaá, encargado de otorgar estas ayudas.

De este modo, se reduce del 5,5 al 5 la nota para acceder a las becas en las enseñanzas no universitarias, mientras que para estudios universitarios de Grado será necesario tener aprobado un determinado porcentaje de créditos. La medida permitirá que más de 60.000 estudiantes, 54.000 de ellos universitarios, puedan acceder el próximo curso a una beca para la que no cumplían los actuales requisitos.

Hasta ahora se mantenía el sistema de becas aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012 que divide las ayudas en dos partes: una fija (un mínimo de 1.600 euros para cada estudiante) y una variable (que va desde los 60 hasta los 1.500 euros por alumno). Esta última depende del las notas obtenidas y su renta familiar, entre otros factores y también depende del presupuesto que queda después de repartir la parte fija.


publicidad