Juana Rivas no comparece en sede judicial tras doce días en paradero desconocido

Incumplió el 26 de julio la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar
OCádizDigital
8/08/2017
Sociedad
Francesco Arcuri

Juana Rivas, la vecina de la localidad granadina de Maracena en paradero desconocido desde que incumpliera el 26 de julio la orden judicial de entregar a sus hijos al padre, condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar, no ha acudido este martes finalmente a la citación del Juzgado de Instrucción 2 de Granada, que mantiene abiertas diligencias por la vía penal para dirimir si ha podido incurrir en un delito penal de retención ilícita de menores, según han informado a Europa Press fuentes del TSJA.

A las dependencias judiciales de Caleta en Granada sí ha llegado a primera hora de la mañana de este martes su ex compañero sentimental y padre de sus hijos, Francesco Arcuri, que había sido citado también por el juzgado en el marco de esta investigación.

Al no comparecer, la madre de Maracena se puede exponer a una orden de detención y presentación.

La comparecencia en sede judicial estaba prevista a partir de las 10,00 horas en el edificio de Caleta, donde tiene su sede el Juzgado de Instrucción 2 de Granada. Este tribunal se ha declarado hábil para este caso en el mes de agosto, después de que, en labores de guardia el pasado viernes 28 de julio, abriera diligencias previas para averiguar si la madre de Maracena ha podido cometer posibles delitos de desobediencia a la autoridad judicial; de sustracción interparental de menores y de violencia psicológica habitual contra los hijos.

A la llegada al juzgado, Arcuri no ha realizado declaraciones a los medios, y ha estado acompañado por el cónsul italiano en España, según ha explicado el abogado del padre de los menores, Adolfo Alonso, que ha reiterado la oferta de pacto que, en Italia, ha planteado su cliente a la madre de Maracena para que devuelva a los menores, ha indicado que el asunto ha adolecido de un "desenfoque absoluto" pues no corresponde con una cuestión de violencia de género, lo cual se ha utilizado en su opinión para "silenciar que estamos ante un secuestro interparental a menores".

"Confío en que hoy sea un día" en que "podamos avanzar un poco en resolver la situación" siendo lo importante "saber dónde están los críos y que se cumpla la legalidad", ha agregado el letrado, que ha avanzado a primera hora de la mañana su petición al juez para que emita la orden de detención.

A su juicio, Juana Rivas "debe recapacitar un poco" y "no tener miedo" desde la perspectiva de que "tiene las puertas abiertas" y "lo único que queremos es los niños".

El caso de Juana Rivas ha alcanzado una gran notoriedad mediática, con campañas en las redes sociales promovidas por grupos a su favor, como la que se dio a conocer con la etiqueta 'Juana está en mi casa' después de que incumpliera la orden judicial por la que había de devolver sus hijos a Arcuri.

publicidad