Los Santos Inocentes. La efeméride de una tragedia que se festeja entre bromas

La matanza de los niños de Belén hace dos mil años es un hecho que no levantó sonrisas entonces, pero que hoy poco tiene que ver al que celebramos ahora
Mayte Huguet
28/12/2017
Sociedad

Hace 2017 años se celebraba el primer día de los Santo Inocentes. Un día que poco tiene que ver al que celebramos ahora.

El evangelio de San Mateo recoge que el Rey Herodes, tras recibir la visita de los Magos de Oriente que iban en busca del rey de los Judíos, y al verse engañado por ellos al no regresar a su palacio, mandó ejecutar a los niños nacidos en Belén y menores de dos años.

De esta forma de cumplía el oráculo del profeta Jeremías, muriendo cientos de niños inocentes por orden del rey.

Jesús se salvó de aquella matanza gracias a un sueño, y vivió en Egipto con José y María hasta que murió el rey de Judea.

Un hecho que no levantó sonrisas entonces, pero que hoy se recuerda con bromas.

Pero todo tiene una explicación. Durante la matanza, cuentan los textos apócrifos, que los padres de los niños hicieron muchas tretas, algunas hasta con gracia, para librar a sus hijos de la muerte.

De ahí que hoy hayamos eliminado el carácter más religioso de este día 28 de diciembre y que celebramos el carácter más lúdico de la fiesta.

Muñegotes de papel, noticias falsas en los medios de comunicación, llamadas entre amigos gastando bromas… pero todo, envuelto en la fiesta del nacimiento del Señor, en una nueva Navidad donde belenes, árboles adornados y la ilusión por la llegada de los Reyes Magos envuelven esta época tan mágica.

 

publicidad