El hielo de los glaciares de todo el mundo, sin perturbaciones durante siglos, muestra cambios en el funcionamiento de las sociedades a lo largo de la historia, y es probable que tenga un registro del impacto actual de la pandemia de Covid-19 para las generaciones futuras, afirma un científico de la Universidad de Ohio State.

La historia de cómo la pandemia está afectando a las sociedades de todo el mundo todavía se está desarrollando, pero el hielo que se acumula en los campos de hielo de gran altitud en todo el mundo, así como en Groenlandia, casi seguramente está recolectando evidencia física, química y biológica de esta época, señala en un comunicado Lonnie Thomson, profesor de Ciencias de la Tierra.

Es un hecho constatado la reducción drástica de emisiones a la atmósfera de dióxido de nitrógeno por el parón industrial y de comunicaciones durante el presente confinamiento mundial.

Un estudio encabezado por el investigador la Universitat Pompeu Fabra (UPF) Jonas Gregorio de Souza ha demostrado la expansión demográfica de diversas culturas arqueológicas en la Amazonia mediante la simulación computacional, ha informado el centro en un comunicado este martes.

Los resultados de la investigación, publicada en la revista científica PLOS ONE, ha descubierto que algunas expansiones culturales desde la Amazonia durante el Holoceno tardío pueden haber surgido de procesos demográficos similares a los del Neolítico en Eurasia.

"Los autores crearon un modelo de ordenador para simular expansiones desde diferentes puntos y fechas, y comparar los resultados con datos arqueológicos", explican desde la UPF; una técnica de simulación que había dado resultados en otros continentes, pero nunca antes en la zona de los trópicos de Sudamérica.

Un asteroide de entre 1,8 y 4 kilómetros de diámetro pasará cerca de la Tierra este miércoles 29 de abril, aunque no hay riesgo de impacto, según reveló el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA.

Se trata del objeto '52768 (1998 OR2)', descubierto por la NASA en 1998, con un tamaño "lo suficientemente grande como para causar efectos globales" en caso de chocar contra la Tierra.

Por eso mismo, la NASA catalogó este asteroide en 1998 como "objeto potencialmente peligroso", dado su paso periódico cerca de la órbita de la Tierra.

Pese a su gran tamaño, la agencia espacial estadounidense aclara que no hay riesgo de impacto. De hecho, en los próximos siglos, se ha incluido en la lista a 23 objetos, y solo uno ('2018 VP1') podría impactar este 2020 contra la Tierra, aunque las probabilidades son muy bajas y su tamaño es mucho menor, de unos 2 metros.

Simulaciones informáticas de vanguardia han demostrado la probabilidad de que la Vía Láctea haya estado lanzando estrellas en el espacio circungaláctico, en eventos desencadenados por explosiones de supernovas.

Esta conclusión de astrónomos de la Universidad de California Irvine (UCI) y otras instituciones representa un vuelco respecto a las nociones comúnmente sostenidas de cómo los sistemas estelares se han formado y evolucionado durante miles de millones de años.

Las simulaciones informáticas hiperrealistas y cosmológicamente autoconsistentes del proyecto Feedback in Realistic Environments 2 permitieron a los científicos modelar las interrupciones en rotaciones galácticas que de otro modo serían ordenadas. El trabajo del equipo es el tema de un estudio publicado en 'Monthly Notices of the Royal Astronomical Society'.

Después de haber tenido un enero récord y su segundo febrero más caluroso, la Tierra continuó soportando un calor implacable el mes pasado, haciendo de marzo de 2020 el segundo marzo más caluroso registrado.

También se ha medido el segundo año más caluroso hasta la fecha, de enero a marzo, jamás registrado a nivel global, según los Centros Nacionales de Información Ambiental de NOAA.

La temperatura promedio mundial de la superficie terrestre y oceánica en marzo fue de 1,16 grados Celsius por encima del promedio del siglo XX y la segunda temperatura más alta de marzo registrada después de 2016. 

Los 10 marzos más cálidos se han producido desde 1990. Marzo de 2020 fue también el 44 marzo consecutivo y el 423 mes consecutivo con temperaturas, al menos nominalmente, superiores al promedio del siglo XX. 

Google y Apple lanzarán de forma conjunta una solución integral que incluye interfaces de programación de aplicaciones (APIs) y tecnología de sistema operativo para ayudar a permitir el rastreo de las personas, con el propósito de ayudar a los gobiernos de todo el mundo a frenar la expansión del coronavirus.

Se trata de un acuerdo histórico entre dos de las mayores compañías tecnológicas del mundo que durante los últimos años han sido rivales en el desarrollo de sistemas operativos para teléfonos móviles, tiendas de aplicaciones, servicios audiovisuales y sistemas de reconocimiento de voz.

Sin embargo, el avance de la pandemia de coronavirus, sobre todo en Estados Unidos, donde ya se han rebasado los 500.000 casos de contagios por Covid-19, les ha hecho unir fuerzas para ayudar a gobiernos y agencias de salud a reducir la propagación del virus, defendiendo que respetarán "plenamente" la privacidad y seguridad de los usuarios.

El inusual conjunto de propiedades de Urano se remonta a principios de la historia de nuestro Sistema Solar, cuando fue impactado por un pequeño mundo helado, aproximadamente 1-3 veces la masa de la Tierra, que inclinó con fuerza al joven planeta y dejó su peculiar sistema de lunas y anillos como prueba.

Es la conclusión de un equipo de un equipo de investigación dirigido por el profesor Shigeru Ida del Instituto de Tecnología de Tokio, que se publica en Nature Astronomy.

El troyano bancario Ginp, que se hace pasar por una herramienta web para revelar casos de contagiados cercanos por coronavirus , ha tenido un especial impacto en España, ya que el 83 por ciento de sus víctimas son españolas.

Así lo ha descubierto la compañía de ciberseguridad Kaspersky, que alerta en un comunicado remitido a Europa Press de que este 'malware' infecta a dispositivos móviles con sistema Android y les lleva a una web titulada 'Buscador de Coronavirus', que afirma que hay personas cercanas infectadas con el virus.

Para saber dónde están estas personas, se le pide a la víctima que pague 0,75 euros. A quienes acceden al pago finalmente no se les cobra esta suma ni reciben ninguna información, pero los delincuentes obtienen la información de su tarjeta de crédito.

El director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional, José Ángel González, ha alertado de que la Policía ha detectado más de 200 bulos en relación al coronavirus, entre ellos, un audio sobre un falso decreto del estado de excepción que aconsejaba compras masivas en supermercados, y un correo electrónico dirigido a personal sanitario que trata de "romper" el sistema informático hospitalario.

De este modo, González ha advertido de que se ha detectado el envío masivo de correos electrónicos con el objetivo de acceder al sistema, infectar el ordenador con un virus informático, y tener acceso a todas las claves, contactos e información personal.

"Tengan cuidado a la hora de abrir estos correos electrónicos de procedencia desconocida, ya que pueden traer un virus malicioso", ha insistido en la comparecencia de los representantes del Comité de Gestión Técnica del coronavirus.

El asteroide Ryugu se formó principalmente a partir de fragmentos de un cuerpo mayor que fue destrozado por impactos, según imágenes infrarrojas adquiridas por la nave japonesa Hayabusa 2, que ya regresa a la Tierra con muestras.

La alta porosidad y la baja resistencia mecánica asociada de los fragmentos de roca que componen Ryugu, de 435 metros de diámetro, aseguran que esta clase de rocas espaciales, denominados asteroides de clase C, se rompan fácilmente en numerosos fragmentos al ingresar a la atmósfera de la Tierra. Por esta razón, los meteoritos ricos en carbono rara vez se encuentran en la Tierra y la atmósfera tiende a ofrecer una mayor protección contra ellos, según concluyen científicos del DLR (Centro Aeroespacial Alemán), que han participado en un estudio sobre las imágenes de Ryugu, publicado en Nature.

Páginas