Ensalada de sandía y queso fresco

Ingredientes

80-100 gramos de rúcula

2 tajadas de sandía sin pepitas

250 gramos de queso fresco

40 gramos de almendra en palitos

Sal

Chile en polvo

Aceite de oliva virgen extra

1 c/s de vinagre balsámico de Módena

 

Preparación

-Lava y seca bien las hojas de rúcula.

-Corta la sandía de forma que puedas hacer dados, la cantidad puede variar según lo grande que sea la sandía, si es muy grande, quizá dos tajadas sea mucha cantidad. Conviene obtener dados no muy grandes, más pequeños que un bocado, para poder combinar distintos elementos de la ensalada en cada bocado.

-Corta el queso fresco también en dados y reserva en frío. Puedes utilizar el queso fresco que más te guste, sea tipo Burgos si quieres que tenga un sabor suave, o un queso fresco de textura más tersa, de leche de cabra o de oveja.

-Para tostar las almendras, pon una sartén a calentar con unas gotas de aceite de oliva virgen extra, pon a fuego medio y añade las almendras, la sal y el chile en polvo, deja que las almendras se doren ligeramente, moviéndolas de vez en cuando, y retíralas del fuego y de la sartén para que se enfríen y no se continúen cocinando.

-Prepara una vinagreta sencilla con el vinagre balsámico de Módena, aceite de oliva virgen extra (la proporción es 1:3) y sal.

-Sirve una cama de rúcula en los platos y a continuación reparte la sandía, el queso y la almendra. Justo antes de llevar los platos a la mesa, adereza con la vinagreta. 

publicidad