Albóndigas en amarillo

INGREDIENTES

 

1 kilo de carne picada de cerdo.
1 huevo.
Media cebolla.
3 dientes de ajo.
Sal.
1 decilitro de leche.
2 rodaja de pan.
6 cucharadas de aceite de oliva (más el que hay que utilizar para freir las albóndigas).
2 hojas de laurel.
1 sobre de azafrán.
2 decilitros de vino blanco.
Pan rallado para rebozar las albóndigas.

 

PREPARACION

 

Lo primero es hacer las albóndigas. Antes que nada se pone en el vaso de una batidora el huevo batido, la media cebolla partida en trozos, los tres dientes de ajo y el decilitro de leche. Se pasa todo por la batidora hasta conseguir una especia de pure. Este se mezcla con la sal y la carne picada. Una vez que esté todo mezclado, se van haciendo las bolitas de albóndigas. Para hacerlas se coge una cucharada de masa y se le da forma redonda. Una vez hechas se pasan por pan rallado.

Se prepara una sartén con aceite de oliva abundante, para freir, y cuando esté caliente se van friendo las albóndigas. Habrá que hacerlo en varias tandas. Cuando estén rubitas y fritas se sacan y se escurren bien de aceite. Se dejan reposar.

En una cacerola se ponen las seis cucharadas de aceite de oliva. En el se frien las dos rodajas de pan frito. Luego se refrie también la cebolla picada y cuando esté tierna se pone en un vaso de batidora junto al pan frito y el aceite. Se incorpora el vino y se pasa por la batidora. La crema resultante se echa por encima de las albóndigas. Se añade azafrán y una hoja de laurel y se dejan que se hagan las albóndigas como 15 minutos a fuego medio bajo. Quedará poca salsa, pero las albóndigas quedarán recubiertas de ella.

Se sirven calientes y acompañadas de patatas fritas.

publicidad