Bacalao de Cuaresma

INGREDIENTES:

1 kilo de bacalao desalado

800 gr de alcachofas

1 vaso de vino blanco

Perejil

Azafrán

Harina

Aceite

Pimienta

Ajo

Sal

Huevo duro

ELABORACIÓN:

Empezamos la receta del bacalao de cuaresma cortando el bacalao en trozos medianos para que sea más fácil de cocinar. Limpiamos bien las alcachofas, eliminando todas las hojas más duras y dejando solo el corazón. Las pondremos en un recipiente con agua y un chorro de limón o vinagre para que no se oxiden y sigan manteniendo ese color verde intenso.

Preparamos la sartén para el bacalao. Le ponemos un poco de aceite y mientras se calienta vamos enharinando el pescado. Cuando el aceite esté lo suficientemente caliente pondremos el bacalao para que se dore. Debe estar bien hecho por dentro y fuera, no hay que tener prisa, porque será la estrella de nuestro plato. Si vemos que está listo lo retiramos y escurrimos bien.

En el mismo aceite del bacalao ponemos las alcachofas troceadas para que se vayan haciendo, las dejaremos bien tiernas.

En una olla grande ponemos las alcachofas encima de ellas el bacalao y lo salpimentamos todo bien. Haremos dos tandas para que quede tipo un montadito y los alimentos se mezclen muy bien.

Mientras prepararemos un majado. En un mortero ponemos ajo, perejil, azafrán y vino blanco. Lo machacaremos todo muy bien y haremos como una mezcla. Este majado irá directamente a la olla con el bacalao y las alcachofas.Dejaremos que todo se cueza bien durante unos 15 minutos, es importante que esté bien tierno y que no nos quede duro. Una vez haya pasado el tiempo y comprobado que está todo correcto, lo retiraremos del fuego.

A la hora de emplatar este bacalao se sirve con las alcachofas a un lado y un poco de huevo duro troceado por encima. Puedes ponerle un poco de perejil picado.  

    publicidad