Espaguetis con almejas

Ingredientes 

400 g de espaguetis (elegid la marca que más os guste)

4 dientes de ajo

1 bote de tomates enteros al natural (bote grande de 780 g, escurrido 480 g.)

100 ml de aceite de oliva virgen extra

Para las almejas: 1/2 k de almejas gallegas (a ser posible), 1 dedo de aceite de oliva virgen extra, 1 diente de ajo bien picado, unas cayenas (al gusto) y 50 ml de vino blanco.

1/2 k de mejillones gallegos (a ser posible), un poco de vino blanco para abrirlos.

Sal, pimienta negra recién molida (al gusto)

Una cayena o peperoncini (para el toque picante)

Orégano picado (al gusto)

Si queréis un toque de color para decorar: Perejil o cilantro fresco.

 

Elaboración

Preparación de la salsa de tomate: 

Abrimos la lata de tomates enteros pelados y retiramos el exceso de líquido (el agua del tomate) ya que en este caso sólo vamos a utilizar la pulpa.Se puede guardar en un bote para otra futura receta con agua de tomate. O bien poner este agua en un cazo y dejar reducir durante 15 minutos para tener una pasta de tomate concentrada. Introducimos en una cazuela el aceite de oliva virgen extra y mientras se calienta pelamos los ajos y fileteamos finamente. Añadimos a la cazuela los ajos fileteados y unas cayenas (si os gusta el toque picantón en la receta). Doramos los ingredientes y cuando comiencen a tener color introducimos los tomates. Los partimos a la mitad con ayuda de una cuchara de madera. Dejamos pochando hasta que reduzcan a menos de la mitad de su tamaño, unos 30 minutos a fuego medio. Añadimos una cucharadita de azúcar para reducir acidez, una pizca de sal y pimienta negra recién molida. Removemos todo bien juntando sabores.

 

Preparación de las almejas: 

Es fundamental quitar bien la arena que suelen traer las almejas para que no nos estropeen la receta. Con los mejillones no suele pasar pues vienen directamente de la depuradora y no están en contacto con la arena.

Conviene tener las almejas unas tres horas antes de cocinarlas en agua en una cazuela o recipiente grande de plástico. Debemos añadirles agua, un buen puñado de sal gruesa y cambiar tres o cuatro veces el agua. Las almejas beben y suelen soltar bastante arena, no os asustéis porque es señal de que la almeja es de buena calidad.

Sólo tendremos que abrirlas al vapor con un poquito de ajo y un toque de guindilla. Alguna de ellas no se suelen abrir y las tendremos que tirar, también las que estén rotas.

Empezamos con las almejas. Para hacerlas al vapor lavamos muy bien las almejas en agua fría y quitamos todas las impurezas.

Cortamos el ajo muy fino y salteamos en una cazuela baja sin que llegue a dorar.

Añadimos unas cayenas previamente machacadas con los dedos y  as almejas.

Removemos a fuego alto durante unos segundos. Introducimos el vino blanco y dejamos hervir.

Las dejamos cociendo tapadas unos 3 minutillos a fuego alto y, en cuanto estén todas abiertas, las reservamos con los mejillones que estamos preparando al mismo tiempo.

     

    Preparación de los mejillones: 

    Para preparar los mejillones, lo primero es lavarlos muy bien en agua fría. Así les quitamos todas las impurezas que vengan en la bolsa.

    Ponemos un chorrito de aceite de oliva virgen en la cazuela y a continuación los mejillones.

    Los removemos bien con una cuchara de madera durante medio minuto y añadimos la mitad de una copa de vino blanco. Lo dejamos cociendo 2 minutos a temperatura fuerte y en cuanto estén todos abiertos los retiramos con una espumadera. Dejamos enfriar y reservamos en un plato.

    El agua de la cocción no la vamos a tirar, la colamos y dejamos en un cazo pequeño con el agua de las almejas, este caldo lo reservamos para la pasta.

    Sacamos los mejillones cuando estén tibios ayudados por un cuchillo. Arrastramos todo el mejillón hasta que quede el interior limpio. Reservamos.

       

      Presentación final de los espaguetis con almejas:

      Añadimos los espaguetis recién hechos a la salsa de tomate con los mejillones.

      Mezclamos todo con una cuchara para que se junten bien los sabores. Introducimos las almejas a la pasta y removemos. Ya está listo un nuevo plato de rechupete.

      Opcionalmente decoramos cada plato con un poco de perejil o cilantro picado y los servimos calentitos.

        publicidad