Mejillones gratinados

INGREDIENTES:

1 kg de mejillones frescos

Unas hojas de laurel

1 puerro

1 pimiento verde

Un trozo de pimiento rojo

2 dientes de ajo

Un chorrito de vino blanco

Aceite de oliva

Salsa Bechamel(30 gr mantequilla, 30 gr harina de trigo, 300 ml leche, sal, pimienta y nuez moscada)

Una cucharadita de salsa de tomate o tomate frito

 

ELABORACIÓN

Lavamos  bien los mejillones, quitando las barbas, restos de algas o suciedad que puedan tener en la concha.

Ahora ponemos en una olla medio vaso de agua, unas hojas de laurel e introducimos los mejillones, lo ponemos a fuego fuerte unos 3 o 4 minutos hasta que vemos que los mejillones se han abierto.

A continuación, lo retiramos del fuego, los dejamos enfriar y una vez que estén fríos los retiramos de la concha (reservamos algunas para rellenarlos).

Luego, picamos los mejillones en trocitos pequeños. Reservamos el agua que han soltado los mejillones en la olla.

Picamos la verdura en daditos (puerro, pimiento verde, pimiento rojo y los dientes de ajo). Después, en una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva, echamos primero el pimiento verde, el pimiento rojo y los ajos. Lo ponemos a fuego medio y pasado unos 3 o 4 minutos añadimos el puerro y lo dejamos pochar unos 5 minutos más. Una vez que la verdura esté pochada añadimos los mejillones picados, un chorrito de vino blanco y 2 o 3 cacitos del agua de cocer los mejillones

Después, dejamos cocer a fuego fuerte hasta que se consuma el caldo en su totalidad. Retiramos del fuego

 

ELABORACIÓN DE LA BECHAMEL

Ponemos la mantequilla en una olla, cuando esté derretida le añadimos la harina de trigo y tostamos unos minutos sin dejar de remover. Le añadimos la leche, sal, pimienta y una pizca de nuez moscada, lo mantenemos a fuego medio y sin dejar de remover hasta que comience a cocer y a espesar.

Cuando ya tengamos la bechamel lista, le añadimos una cucharadita de salsa de tomate, le dará color y sabor, removemos y listo.

 

RELLENAMOS LOS MEJILLONES   

Pasamos a rellenar la concha del mejillón con el sofrito que hemos preparado, y le ponemos una cucharadita de bechamel encima.

Finalmente, lo metemos a gratinar(horno sólo por arriba a 180ºC) hasta que vemos que la bechamel esté cogiendo color.

Sacamos del horno y listos para servir.

publicidad