Raviolis de calabacín rellenos de gambas y berenjenas

INGREDIENTES: 

- 250 gr. de gambas peladas
- 2 cebolletas
- 1 berenjena grande
- 2 ajos tiernos
- 20 gr. de piñones un poco machacados
- 2 calabacines largos
- Aceite de oliva
- 2 cucharadas de queso mascarpone
- Unas hojas de albahaca, sal y pimienta.
- 50 gr.de maíz dulce cocido
- 4 cucharadas de zumo de naranja natural
- 6 cucharadas de aceite de maíz 

 

ELABORACIÓN: 

Picar las cebolletas y los ejetes y pocharlos lentamente en una sartén con una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté blandita echar las gambas troceadas pequeñas y rehogar unos minutos. Añadir la albahaca picada y salpimentar.

Pelar la berenjena y hacerla cuadritos pequeños. freírlos en una sartén y cuando estén blanditos apartar del fuego y dejar escurrir en un papel de cocina.

Añadir la berenjena al compuesto de gambas, echa también los piñones y mezclar todo. Añade ahora el queso mascaspone, remover y dejar reposar el relleno hasta que quede algo más compacto.

Laminar con una mandolina los calabacines a lo largo sin pelar y una vez lavados y secos.
Cortar cada lámina por la mitad y y poner las tiras superpuestas en forma de cruz. En el centro de la cruz coloca un montoncito del relleno y recoge los extremos de las láminas de calabacín sobre sí mismos formando paquetitos hasta acabar el relleno. Reservar

Triturar el maíz junto al zumo de naranja y el aceite de maíz y montar al calor batiéndolo. Colar y reservar tibia.

Poner una sartén o plancha al fuego y cuando esté caliente untar con un poco de aceite y hacer los raviolis de calabacín por ambos lados hasta que se queden un poco dorados.

 

publicidad