Comparsa "los tracatrÁ"

Los tracatrá


Regreso de Jesús Monje a la autoría en solitario de una comparsa. Presentación a lo Mayumaná, empleando objetos para marcar la percusión. El grupo suena bien, con fuerza y bien afinado, marca de la casa. Primer pasodoble a los problemas que ha vivido España en 2009, de los que culpa a Zapatero. “Gobernados por un payaso”, concluye esta letra. La segunda a la emoción que siente un padre en el día de la boda de su hija. La música es típica de Monje, quizás algo sobrecargada en algunos tramos. Cuplés más que discretos. El primero a la primera vez, en la que confirmaron lo que decía su madre “que no se olvida”. Y el segundo a un familiar que sólo piensa en el matrimonio. El estribillo algo mejor. El popurrí resulta ameno, aunque la afinación es en ocasiones excesivamente barroca. La percusión da mucho juego y demuestra que detrás de la comparsa hay mucho trabajo.

Chirigota "se buscan donantes"

Se buscan donantes


Estas vampiresas de Bailén llegan con poco soniquete carnavalesco. Extraña presentación y con poco humor. El primer pasodoble a lo que han aprendido de Carnaval en la distancia y a poder cumplir su sueño. El segundo a los problemas con la hipoteca debido a la crisis, pero acaba navegando por un sinfín de problemas más. La música rarísima. Bordísimos cuplés, fuera de medida y sin gracia, que no sería excusa pero si rebajaría la culpa. El estribillo no mejora la cosa. El popurrí es una sucesión de intentonas vanas, sin gracia, sin rima y sin ritmo. Muy bordes y sin chispa.

Chirigota ·"el batallón del neoclor"

El batallón del neoclor


El primer pasodoble les sirve para defenderse las críticas que recibieron en el pasado concurso, cuando debutaron con ‘Al otro lado del túnel, los ginecólogos’. Quizás lo mejor no sea remover según qué cosas… El segundo al esfuerzo que hacen para darle unos estudios a su hijo, del que espera que cuando sea alguien “de su madre no se olvide”. Primer cuplé a la hucha que pusieron para cada vez que dijeran un taco. Se van a Punta Cana. El segundo, sobre un estudio hecho a los telespectadores, a los que supuestamente se les pone la cara del programa que más ven. El estribillo algo mejor, pero tampoco mucho. El popurrí apenas logra una risa, pero al menos están mejor y menos bordes que el pasado concurso. Mejoran, que es de lo que se trata.