Chirigota "la gorda me da de comer"

La gorda me da de comer


Los gigolós de Quique Valdivia llegan dispuestos a ganarse la vida con sus grandes dotes y sus enormes posibilidades, como dicen en su presentación. Muchas clientas entre el público, comentan, pero no le van a hacer el feo Primer pasodoble de presentación, defendiendo que su trabajo es una labor social. El segundo a la Duquesa de Alba y que la hicieran hija predilecta de Andalucía. Música chirigotera. Sencilla, pero chirigotera. Los cuplés graciosos. El primero a su hijo, que quería pesarse el pene. El segundo a su suegra y lo que le hizo para que no supiera. Buen estribillo, al tipo. Con inesperado final. Aventuras y desventuras de un hombre de alterne en su trabajo. Un pelín escatológico en algunos momentos y buscando el doble sentido, aunque gira siempre sobre el mismo tema. Normal también.

Coro "el duende del corralón"

El duende del corralón


El coro de La Viña llega con este tipo de duendes del Corralón, aunque en su presentación dejan claro que el “auténtico duende de Cádiz es el humor”. Puesta en escena con una carroza de coro y todo. El primer tango al tango. Y responde a una de las preguntas del millón en esto del Carnaval, por qué los coristas nunca se quedan sin voz: “porque el tango se canta con el corazón”. El segundo al centenario del Teatro Falla, en el que hacen un repaso a lo que supone el coliseo para la fiesta. La música, marca de La Viña, con un final clásico de la agrupación. Simpaticones cuplés. El primero a los problemas para aparcar que hay en Cádiz. Sacan su lado positivo, ETA nunca atentará aquí porque no puede aparcar una furgoneta. El segundo a los cambios en el propio coro. Concluyen señalando que el principal es que gracias a las hadas (del coro ‘Seguimos dando la vara’) no hay bizcos en el coro de La Viña. Los duendes repasan en su popurrí recuerdos, con historias y anhelos de La Viña y de Cádiz. Buenas músicas y letras, resulta ameno.

Chirigota: "los que sufren por gusto"

Los que sufren por gusto


“Llegaron los masoquistas”, dicen en su presentación. Poco ambiente para recibir a esta agrupación de Córdoba. Cuesta entenderlos, quizás por el tipo. El primer pasodoble a aquellos hombres que sufren maltrato de las mujeres. El segundo, a Andalucía. Problemas de interpretación en ambos. Y la música más que discreta. Los cuplés nulos de gracia. El primero a Halloween y los ligoteos en la fiesta y el segundo al satireo en sí. El popurrí es más de lo mismo. Un puñado de buenas intenciones que se quedan en eso. Falta chispa y algo más de humor. O quizás algo de humor.

Comparsa: "palabritas"

Palabritas


La presentación no deja muy claro el tipo que representan. El grupo suena bien. Enésima presentación por batería en la modalidad de comparsa. El primer pasodoble aborda los valores educativos. O mejor dicho, la ausencia de ellos. El segundo, un piropo a Cádiz, otro más, desde Sevilla. La música está bien traída y el grupo lo defiende bien. Los cuplés lo inician con uno a Ortega Cano, que tuvo que tomar armas en el asunto del encierro de los toros para la película de Tom Cruise y Cameron Diaz. El segundo cuplé al fallo del jurado del año pasado en la modalidad de chirigotas. Mejor. Estribillo cortito y melódico. En el popurrí resulta curioso como ellos dan lecciones de lo que debe ser la comparsa, cuando ni siquiera se han preocupado en ver qué tipo llevó el pasado concurso la comparsa del Jona ('A los que se les ve la pluma') al que se parecen bastante.

Chirigota: "los galÁcticos"

Los galácticos


La presentación de la chirigota puertorrealeña de Toté empieza muy fuerte, con Darth Varder diciéndole a la alcaldesa “Teófila, yo soy tu padre”. Buena presentación y muy logrado el tipo. El primer pasodoble, casi de presentación, en el que hacen una resumen de lo que ha sido su viaje por la galaxia. En el segundo se reivindica que en las universidades andaluzas se estudie más en profundidad la historia de la comunidad y no se olvide lo que ha aportado a la cultura. “Se pondrían de uñas si eso se propone en Cataluña”, concluye. Bonita música. Lo difícil que debe ser cantar con el casco de Darth Varder. Primer cuplé a las películas en 3D, que cuentan como a algunos “le dan miedo los tigres y los leones”. “Lo que tiene que dar miedo es Nacho Vidal en tres dimensiones”, concluye. Bueno. El segundo, un pelín basto. El estribillo, aunque escatológico, bueno y al tipo. El popurrí tiene buenos puntos, la mayoría son los que se llevan el chiste al tipo que representan. Pero es más que simpático. Buen sabor de boca para acabar su actuación.

Comparsa: "los hombres del tiempo"

Los hombres del tiempo


El primer pasodoble al Alakrana, con el mismo mensaje e idea que ya han cantado muchas agrupaciones. El segundo a la educación machista que sigue existiendo y la diferencia entre los derechos y obligaciones de hombres y mujeres y que contribuye a la lacra de la violencia de género. La tanda de cuplés la abren hablando de la 'pillada' de una pareja por parte de su hijo en plena faena amatoria. Muy parecido a aquel de 'Una chirigota con clase'. El segundo a la conversación entre unos recién nacidos basado en un chiste. El estribillo es tan largo como el cuplé y se lo dedican a su “Málaga bella”. El popurrí tiene pasajes interesantes, pero en líneas generales queda en digno. Una agrupación que se puede escuchar.

Chirigota: "los de la isla de león, una especie en extinción"

Los de la isla de león, una especie en extinción


La presentación de esta chirigota isleña ya apunta lo que va a ser el repertorio. Se ve venir. El grupo no termina de 'vender' bien lo que llevan con este tipo de camarones. El primer pasodoble a la experiencias de un camarón por las aguas de la Bahía. El segundo al paro, a los problemas que soportan los gaditanos. La música es un poco extraña, a lo que contribuye que tenga dos partes diferenciadas. Y el grupo no trasmite. El primero de los cuplés sobre las obras y las historias que la rodean. Flojo. El que cerró la tanda a los servicios que se prestan en un local de alterne. “No es que yo lo haya visto, es que me lo han contado”, el final tan manido como previsible. El estribillo tampoco mejora el apartado. El popurrí no tienes casi humor. Al menos un humor que haga reír. Además el grupo pasa por un par de dificultades durante la interpretación de la última parte del repertorio.

Comparsa: "la caja de pandora"

La caja de pandora


De soldados que vienen a cuidar por aquí, que se están perdiendo sus cosas más sencillas y las más importantes, como el trabajo. Primer pasodoble a las maravillas ocultas, y no tan ocultas, que tiene Cádiz y que los que vivimos aquí no conocemos. “Parece mentira que sean los gaditanos los que menos te miran”, concluye. La segunda letra sobre los hermanamientos con motivo del Bicentenario. No entiende que “nos hermanemos con el Uruguay y nos llevemos a muerte con la provincia de Cai”. Preciosa música de José Luis Bustelo que el grupo, uno de los mejores sin duda, interpreta con un gusto exquisito. El primero al Cádiz y sus fichajes, que busca ahora un revulsivo que corra bien la banda. Le proponen al Despojado, por lo que demostró en Semana Santa por la Calle Ancha. El segundo a la prohibición de hacer nudismo en las playas de Cádiz, con final protagonizado por dos policías sorprendidos por la dotación de uno de esos naturista. Popurrí reivindicativo, alentando a la lucha para salvar la ciudad. Eso sí, no podían faltar los piropos. Bien escrito, bien cantado, bien montado… muy bien en definitiva.

Chirigota: "las maria dorada"

Las maría dorada


Presentación playera de la chirigota isleña que vienen con Miguel El Mellao como figurante. Olor a camarones del vendedor que han puesto en el escenario. Primer pasodoble a la morriña que siente un gaditano afincado en Galicia. En lo que más hace hincapié en la letra es en lo que echa de menos el Cádiz. La tanda la cierra con una letra a San Fernando, en la que acaban con un recuerdo a Camarón. Cortitos de duración y sin muchas complicaciones en la música. Bastísimo primer cuplé. Ya no es que sea humor grueso, es lo siguiente. El segundo a Belén Esteban y su operación. El popurrí no logra sus objetivos. Algunos detallitos logran dejarlo en digno, pero no va más allá. Las peripecias en la playa están un poco vistas ya en el Carnaval.

Comparsa: "el sol"

El sol


Llega al Falla con su calor y su esencia. Un tipo con reminiscencias mayas y aztecas en el disfraz la de esta comparsa de Algeciras. El primer pasodoble a los políticos, que no pueden dar lecciones de lo que es la crisis. Y comparan la diferencia entre la crisis de un ciudadano y la de los políticos desde “su escaño de oro”. La tanda la cierra un pasodoble a Marta del Castillo desde el punto de vista de la madre, que critica con dureza la Ley del Menor. La música es bonita, aunque en algunos tramos parece que no sabe cómo seguirla. Los cuplés bastantes discretos. El primero a la jerga de internet y de tecnología de los jóvenes, que hacen que el padre crea que tiene la gripe porcina. El segundo al famoseo variado que llena las pantallas de las cadenas nacionales. Algo mejor el estribillo. El popurrí narra un día cualquiera del sol en esta rincón del sur, lo que supone el astro rey y lo que ve desde el cielo. Algunas cuartetas son demasiado planas y largas. Bien cantado. El grupo es muy bueno.