Las tres pasiones de Cádiz: Carnaval, Semana Santa y el Cádiz Club de Fútbol

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
23/01/2015

El coro de Cádiz ‘Los picaos’ sonando una marcha procesional, marcando las horquillas y se ve al capataz, la servidumbre de paso con remos en lugar de ciriales. Penitentes, cargador y la banda, y hasta los romanos del Ecce-Homo. Ellos hablan que el Miércoles de Ceniza ya tienen la túnica planchada, “aunque molesten los del Carnaval”. Se apagan las luces del grupo cofrade y se enciende para descubrir a los “picaos” del Carnaval, con distintos tipos de agrupaciones como ‘Los duendes coloraos’, ‘Los enteraos’, ‘Los comboys d’pejeta’, ‘Los yesterday’, ‘Juana la loca’ o ‘Los currelantes’…., y el otro grupo, los “picaos” del Cádiz. Las “tres pasiones de Cádiz”: fútbol, Semana Santa y Carnaval.

 

Los tangos se inician con una falseta donde se unen la marcha ‘A ti Manué’, los cánticos cadistas y el tango añejo de los coros. El primero de presentación. Los coristas dicen que no saben qué hubiera sido de ellos si no pudiesen distrutar de estas tres pasiones, la del Carnaval, la de la Semana Santa de Cádiz y el Cádiz Club de Fútbol.

El segundo sobre la muerte. Dicen que el algo inevitable, aunque doloroso, pero es “ley de vida”, pero dicen que hay gente que se está muriendo por “culpa de este Gobierno”, y lo definen como “un crimen”.

De nuevo la falseta de Guimerá es el protagonista del tango, una característica ya innata en este coro.

 

Los cuplés, el primero sobre un vecino que es “picao” hacienda maquetas. Pero en Navidad lo detuvieron con hachís que no era para “consumo”, y le dijo a la Policía Nacional que “es una pieza que me hacía falta para terminar la maqueta del Juan Sebastián Elcano”.

El segundo sobre sus deseos. Los cofrades quieren cargar con el capataz Ramón Velázquez. Tampoco verán al Cádiz en Segunda División. Y los carnavaleros dicen que nunca podrán salir con Aragón. Y los cofrades insisten en que las cosas no son como antes, y las procesiones “corren mucho”, y de nuevo recurren al chiste, que ya se queda un poco antiguo, sobre la hermandad salesiana del Despojado, que dicen que cuando fueron a verlo, “ya estaba despojao, duchao y acostao”.

Muy simpático el estribillo que rematan con el padre diciendo “que picao estaba el condón”.

 

El popurrí que de nuevo inician con música de estas “tres pasiones”, comienzan a interpretarlo cada uno defiendiendo qué hacer el domingo: los cadistas, ir al fútbol. Los cofrades, ver la Borriquita. Y los carnavaleros, estar en el Carrrusel de Coros. Historias de la Semana Santa. De las vivencias de los cadistas viendo los partidos de fútbol… Pelea entre carnavaleros y cadistas, que al final pierden los cofrades, pidiendo los otros dos picaos “que llueva”. Y el final que acompañan con batería y bajo, pidiéndo que “Cádiz siempre vaya conmigo. Porque es su paraíso. Lo llevan en la sangre”. 

publicidad