Una chirigota de altura

Agrupación: 
Año: 
Fecha: 
26/01/2020

Turno en la fase de clasificatorias del Concurso Oficial de Agrupaciones del Carnaval, para la chirigota gaditana, Misión imposible. El pasado año concursaron como Los que vienen de etiqueta. Se presentan como una tribu perdida de Perú, que se encuentra a diez mil metros de altura. Llega un misionero montado en patinete para ejecutar con ellos la presentación.

El primer pasodoble es de presentación al tipo, donde aprovechan para hacer un piropo a Cádiz, comparándola con su tierra lejana. “Aquí hasta los profanos se sienten poetas”. El segundo a los trabajadores que vienen de Sudamérica a España a cuidar a personas mayores y entregan todo su cariño, el que aquí nunca le han dado sus seres más cercanos.

El primer cuplé a uno de sus hijos que está enamorado de Alejandro Sanz y volvió una noche, no precisamente con el corazón partió. El segundo dedicado a la memoria de Juan Carlos Aragón. Lo enfocan en una conversación con San Pedro a las puertas del cielo.

Terminan su actuación con el popurrí. En un pueblo peruano, al pie de la montaña, vive su amigo narco. Van a por agua a una distancia como de Feduchi a Chiclana. Cuarteta sobre su llama que escupe desde el escenario cada vez que escucha una pamplina. Con los cuernos de uno de la tribu, coge el wifi todo el poblado. Le realizan al misionero un ritual peruano. Final dedicado a su verdadera misión, que al compás del tres por cuatro nunca muera este veneno.   

publicidad