Patricia Caravaca

Nieta del cuartetero Joti ha participado como figurante en el cuarteto de Algeciras. Sabía bien la lección de que no podía hablar "porque ya he salido con mi abuelo en la chirigota y de pequeña, aunque no lo recuerdo bien". Dice que la experiencia es "maravillosa, porque el Carnaval me encanta. Pero en San Fernando, donde vivo, no hay comparsas mixtas".


Pidiéndole perdón al Jurado

El Ventolera y Joselito aparecen de nuevo sobre el escenario del teatro, presentando la misma parodia que en preliminares. Los dos mendigos comentan sus cosas diarias hasta que aparece Estribo y Majareta, que aparece con una moto ficticia. A uno de ellos le han echado del trabajo, porque era un poco "extraño" a la hora de cocinar. Los cuatros siguen hablando de sus cosas, y con algún chiste suelto consigue "despertar" al público, que se "despereza" sobre todo cuando se ven obligados a improvisar por los gritos del gallinero, que dicen que no se enteran.


"Pekos"

El cuartetero algecireño asegura que "uno se acostumbra a levantar el teatro tres veces seguidas". Pekos señala que "nosotros traemos siempre nuestro estilo. Hay años que gusta más y otros no. El año pasado, sin embargo, nos quedamos fuera de la Gran Final. Este año, desde nuestro entender, los cuatro grupos que estamos en semifinales somos merecedores de uno de esos tres huecos. Y eso significa que el cuarteto tiene vida". 


Cuatro mendigos en busca de un sueño

Aparece 'Ventolera' que va a ayudar a 'Joti' en el bar. Aparece Rebolo con la mirada perdida y pide que le den vodka porque está apenado. Su padre se ha muerto y aparecen los otros dos mendigos. La conversación de los cuatro parece despertar algo más al público, con algunos chistes que consiguen arrancar la risa. Durante la interpretación un "espontáneo" desde el Gallinero se  revela contra el ruido que proviene del ambigú, y el cuarteto se molesta porque "van a perder el hilo de la parodia".

Páginas

Suscribirse a RSS - Aquí el que no corre vuela