Disfrutando hasta el último momento de un feliz aniversario

La cofradía de Sentencia culmina el 9 de abril el 75 aniversario de su fundación
Cofradia: 
Procesiona el: 
Año: 
2015
Fecha: 
Miércoles, 1 abril, 2015 - 23:00

En La Merced ha sido un día alegre y de bullicio. Desde por la mañana, se ha vivido un gran ambiente cofrade presidido por las imágenes de Jesús de la Sentencia y Nuestra Señora de las Angustias.

Tras la celebración de la misa de hermandad, muchos devotos se acercaron hasta la imagen para ofrecerles sus flores y, sobre todo, para darle las gracias por las bondades recibidas. Gracias que dieron los hermanos de la cofradía que han vivido un espléndido año con la celebración del 75 aniversario y que el próximo 9 de abril concluye. Un año donde el Señor ha salido de manera extraordinaria en septiembre, y la imagen de la Virgen ha sido la protagonista de un rosario por las calles del barrio. Un año donde se ha proclamado un pregón y se ha editado un cartel. Un año de ensueño.

Las horas pasaban y, cuando menos se dieron cuenta sus hermanos, ya eran las cinco de la tarde. Tan sólo quedaban quince minutos para salir a la plaza de la Merced y disfrutar de la salida procesional.

El bullicio en ese momento era aún mayor, organizando los tramos de hermanos que acompañaban a Jesús de la Sentencia y a la Dolorosa; el cuerpo de acólitos; representación de los estudiantes y las numerosas mantillas que también formaban parte de este cortejo.

A las 17.15 horas se abrían las puertas de la parroquia de la Merced, escuchándose algunos aplausos en la plaza.

Salían los primeros tramos, con hermanos de corta edad, para seguir con las siguientes secciones hasta llegar a la presidencia del paso.

Fue entonces cuando el capataz del grandioso paso de misterio, Francisco José Gallardo Ortega, ordenaba el traslado del paso hacia la estrecha puerta de la parroquia. Con mucho cuidado fue sobrepasando el dintel de la puerta hasta que, al fin, consiguió salir a la plaza mientras sonaba la  Marcha Real interpretada por la banda Rosario y los aplausos del público.

A continuación, la cuadrilla de cargadores comenzaban a colocar los respiraderos y los faldones de este paso para poder iniciar su camino por la calle Merced con la marcha ‘Eucaristía’ interpretada por la magnífica banda de cornetas y tambores de Cádiz.

 

Mientras seguía sonando la marcha salían los primeros tramos de los hermanos que acompañaban a la Virgen, que vestían antifaz rojo, túnica crema y capa negra. También con niños pequeños en las primeras secciones, iban saliendo a la plaza dejando la iglesia casi en silencio tras el bullicio vivido.

Manuel de la Jara ordenada entonces el movimiento del paso hacia la puerta de la iglesia, comenzando a lucir así el palio que estrenaba la primera tanda de la candelería.

Y llegaba el momento de que la Virgen salía de nuevo a la calle, a encontrarse con su barrio de Santa María. Sonaba entonces la Marcha real interpretada por la banda de Pedro Álvarez Hidalgo de Puerto Real.

Tras colocar las patas y los cargadores ocupar su lugar, la Señora del Buen Fin, obra de Laínez, iniciaba su camino hacia la Catedral, no sin antes recibir una lluvia de pétalos de flores a su paso por la plaza de las Canastas, despidiéndose de su barrio.

publicidad