Las tres de la Madrugada, la hora del Perdón

Por tercera vez en esta Semana Santa se abrían las puertas de Santa Cruz. La penúltima vez, hacía apenas unas horas para la salida de la hermandad de Medinaceli.

Pero ahora llegaba el momento de recibir el Perdón de Dios. El que nos dio a todos los hombres “porque no saben lo que hacen”, y ahora tampoco sabemos qué hacemos. Y a pesar de eso, Dios es Misericordioso, y por eso nos sigue dando su consuelo y no nos abandona.


Silencio para Jesús descendido sin vida de la Cruz en la Madrugada

Si la cofradía de Afligidos abría en la tarde de Jueves Santo la Carrera Oficial tras salir de San Lorenzo, la hermandad de Descendimiento abría los cortejos de la Madrugada desde la misma iglesia.

Desde las once de la noche los hermanos iban llegando de manera escalonada al templo de la calle Sagasta, al mismo tiempo que lo hacía la cofradía de Afligidos.


Cautivo en la noche de la Pasión

El Cristo de Medinaceli avanzaba por las calles de Cádiz en la noche del Jueves Santo tras unos años de distintos cambios de horario, con la que la hermandad ha intentado encontrar un equilibrio de tiempo entre  la víspera y la ‘Madrugá’.

Un camino que iniciaba pasadas las diez de la noche desde la parroquia de Santa Cruz. Antes, en el interior de la iglesia, la cofradía se organizaba antes de realizar la estación de penitencia en la Catedral de Cádiz.

Páginas

Suscribirse a RSS - 2015