Todo se consuma en Santiago

A los pies del altar mayor de la iglesia de Santiago esperaban el Santísimo Cristo de la Piedad y María Santísima de las Lágrimas su momento. Había llegado otro Martes Santo.

Había llegado el momento de acompañar al Jesús muerto en la Santa Cruz y secar las Lágrimas de María.

Había llegado el día de revestirse de morado y negro, llevar el cirio al cuadril y salir por calle para hacer potestación pública de fe.

Era de nuevo Martes Santo en Santiago.


Entrada en la plaza de la Catedral en el regreso a Santiago de la cofradía de Piedad

Disfrutar de la masjestuosidad de la cofradia de Piedad es fácil. Ya que por cada calle de la ciudad se puede disfrutar del maravilloso paso de misterio, lleno de detalles, como el pelícano, símbolo del Amor, a los pies de la cruz, o el palio de cajón de María Santísima de las Lágrimas.

Pero si hay un lugar donde se puede disfrutar es llegando a la iglesia de Santiago, en su llegada a la Catedra por la calle Cobos escuchando los sones trianeros de la Banda de Cornetas de la Victoria de León y la banda de música Maestro Dueñas de El Puerto de Santa María. 

Páginas

Suscribirse a RSS - Piedad